Inicio Actualidad YPF se suma al aumento de naftas y ya acumula un ajuste...

YPF se suma al aumento de naftas y ya acumula un ajuste del 30% en el año

La petrolera de mayoría estatal terminó cediendo ante el incremento que forzaron las refinadoras privadas y aplico su tercera suba en poco más de cuatro meses.
Naftas

Todavía no llegamos a la mitad del año y los combustibles ya acumulan una suba superior al 30%. Como un termómetro de la inflación argentina, los surtidores volvieron a subir por tercera vez en el 2022 en poco más de cuatro meses.

En este caso, la particularidad fue que el incremento comenzó con un alza de las dos grandes jugadoras privadas (Raízen y Axion), dado que YPF se negaba a aumentar para no contribuir a una escalada inflacionaria en este momento tan delicado para la macroeconomía nacional.

Sin embargo, la petrolera de mayoría estatal decidió acoplarse a este camino en la madrugada de este lunes y anunció una suba promedio del 9%, unos dos puntos porcentuales por debajo del incremento de Raízen y Axion.

La mayor diferencia se observó en las naftas super, pero en los segmentos premium tanto de naftas como gasoil los aumentos de YPF fueron incluso mayores al de sus competidoras y rozaron el 14%.

“Este incremento sigue al ajuste de precios realizado por las principales comercializadoras durante el fin de semana y permite evitar que se siga ampliando la brecha de precios ya existente con la competencia. Previo a este aumento, la misma se ubicaba entre el 7 y 12 % y provocaba un incremento de demanda hacia la red de YPF, generando importantes quiebres de productos en todo su sistema e impactando en el nivel de servicio hacia todos sus clientes”, se justificaron desde las oficinas de la emblemática torre de Puerto Madero.

[YPF se acopla a la disparada del petróleo mundial y sube sus naftas otro 9,5%]

De acuerdo a las petroleras, la actualización no podía seguir esperando en un marco de alta demanda de gasoil por la temporada de cosecha que obligaba a elevadas importaciones que se terminaban comercializando a pérdida por el atraso de precios.

“Este aumento está asociado, además, a la evolución de las variables que conforman el precio de venta al público: la evolución de los costos asociados a la refinación y comercialización; el incremento de los precios locales de biocombustibles producido por terceros y que los comercializadores deben adquirir a precio regulado; y el sostenido aumento de los precios internacionales de los combustibles que es necesario importar para complementar la refinación local”, agregaron a la hora de explicar el incremento.

Como explicó EOL, el precio del barril internacional pasó de 105 a 113 dólares en la última semana por el embargo petrolero anunciado por Europa, mientras que los biocombustibles saltaron entre un 25% y un 30% en un mes, dependiendo del biodiésel y el bioetanol.

Lo concreto es que el ajuste termina presionando sobre las expectativas de evolución del IPC y avala la estrategia del sindicato de petroleros que, luego de conseguir un aumento trimestral del 21%, apunta a cerrar una paritaria por encima del 70%.