Inicio Actualidad Vuelve a subir la nafta y acumula un ajuste del 28% desde...

Vuelve a subir la nafta y acumula un ajuste del 28% desde agosto

El alza del 3,5% se origina por la actualización del impuesto a los combustibles, pero las petroleras también aprovecharon para compensar parte del atraso de precios.
Aumento de naftas

La medianoche del viernes será testigo de un nuevo aumento en el precio de la nafta, a apenas diez días del último incremento que experimentó el surtidor. Del mismo modo que ocurrió en las ocasiones anteriores, con la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos que tienen que pagar las petroleras, la carga tributaria es traslada a los precios y absorbida por el consumidor. En esta oportunidad, el promedio de los combustibles aumentará un 3,5%.

“Este ajuste incluye el aumento del componente impositivo (ILC y IDC) del 7,7% que entró en vigencia a partir del 15 de enero”, justificaron desde YPF, aunque la suba también contempla una actualización para reducir un atraso reconocido por todo el sector y el propio gobierno.

Desde agosto hasta la fecha, el precio de los combustibles acumula un incremento de casi el 28% en promedio en el país y que, en el caso del AMBA, alcanza el 35% debido a la política de reducir las diferencias de precios entre las distintas regiones del país.

A pesar del aumento sostenido desde el descongelamiento de precios en agosto, las petroleras continúan aduciendo un atraso en el precio de los combustibles. En mayo o menor medida, cada elemento que podía ejercer algo de presión sobre los costos productivos se terminó viendo reflejado en el precio final.

[ La OPEP llega a un nuevo acuerdo de recortes y el petróleo salta un 5% ]

Al margen de una nueva actualización del ICL, son varios los factores que explican este segundo ajuste en lo que va del año: un mes atrás, la cotización del dólar estaba más de $3 por debajo del $85,66 actual; el Brent aumentó considerablemente en los últimos días y, con el duro invierno y segunda ola de Coronavirus como telón de fondo en Europa, el precio internacional del barril ronda los USD56.

A este escenario también se suma la pugna entre las petroleras y las productoras de biocombustibles. El 5 de enero pasado, este último actor obtuvo el aval del Gobierno para aumentar la cotización del bioetanol y el biodiesel en forma escalonada hasta mayo incluido.

Con la certeza de que los precios del biodiésel y el bioetanol acumularán, en los próximos cinco meses, un alza del 91% en y 56%, respectivamente, parece haber un terreno dado para que se siga desarrollando un ajuste periódico en las naftas por lo menos hasta mitad de año.    

[ El impacto de los biocombustibles no se hizo esperar y las naftas suben un 2,9% ]

A su vez, el INDEC dio a conocer el índice inflacionario de diciembre, que alcanzó el 4%, registro mensual más alto de todo el 2020 y que fue pico de una escalada que desde agosto no bajó del 2% mensual.

La nafta suele ser es un componente clave en el aumento de varios productos y el mes pasado, el precio de los combustibles tuvo una suba del 4,5%, la más alta desde agosto. Ya con dos aumentos concretados en lo que va de enero, esa marca fue superada ampliamente (6,5%) y todo indica el IPC no tendrá demasiado margen para variar respecto de esta tendencia.