Inicio Actualidad Stanley, el nuevo embajador de EEUU en Argentina que fue a juicio...

Stanley, el nuevo embajador de EEUU en Argentina que fue a juicio con Exxon Mobil

Fundador y líder del Stanley Law Group, en los últimos años defendió a uno de los abogados ambientalistas más importantes del país del norte, al que ExxonMobil acusó de conspirar en su contra.
blank

La información oficial del gobierno de los Estados Unidos indica que el nuevo embajador en la Argentina, Marc R. Stanley es un abogado texano que, entre otros cargos, fue presidente de la Autoridad de Finanzas de Texas. Fundador y líder del Stanley Law Group, en los últimos años defendió a uno de los abogados ambientalistas más importantes del país del norte, al que ExxonMobil acusó de conspirar en su contra, junto a las ciudades de San Francisco y Oakland.

Matthew Pawa, -con un largo historial de litigios contra corporaciones energéticas como petroleras y productoras de electricidad- representó a San Francisco y Oakland en un juicio contra Exxon del que fueron parte también los estados californianos de San Mateo, Imperial Beach, Marin, y Santa Cruz. Ante tribunales californianos, los estados acusaban a la petrolera de ocultar información en sus informes de gestión de riesgo destinados a sus bonistas. Decían que no había informado correctamente sobre los riesgos del cambio climático que traía aparejada su actividad.

“El largo historial de participación activa y liderazgo del Sr. Stanley en los sectores público y privado lo convierte en un candidato bien calificado para ser el Embajador de los Estados Unidos en la República Argentina”, dice el informe oficial del gobierno norteamericano presentando a Stanley como candidato.

Abogado exitoso, que comenzó trabajando como asesor en el Congreso de los Estados Unidos, fundó en Texas el Stanley Law Group. Según la web de la empresa, el buffet se especializa en casos de demandas colectivas de consumidores hacia grandes empresas. “Representamos a clientes que enfrentan las circunstancias más desafiantes y nos enfocamos en litigar casos que traen un cambio positivo a la vida de las personas al cambiar las prácticas comerciales peligrosas de los acusados negligentes”.

[Una delegación de la embajada de Estados Unidos visitó YTEC y afianza su vínculo con YPF]

El perfil de Stanley parece distante del de aquellos embajadores norteamericanos identificados con grandes empresas, como por ejemplo Spriulle Braden, propietario de mineras y ejecutivo de la United Fruit Company. O más acá otros emblemáticos como Terence Todman o James Cheek.

Stanley defendió a Matthew Pawa de las acusaciones que Exxon realizó en tribunal de Texas. Lo acusaba de conspirar en su contra por haber patrocinado a Oakland y San Francisco.

Los reclamos de los estados californianos tenían un antecedente: la demanda de la ciudad de Nueva York contra Exxon, también liderada por Pawa. Allí, en 2018, la Corte Suprema del estado encontró “no culpable” a la empresa petrolera. El fallo adujo que la fiscalía no logró probar que la compañía “hizo declaraciones materiales falsas u omisiones sobre sus prácticas y procesos que indujeran a error a ningún inversor razonable”.

Ante la proliferación de este tipo de demandas, Exxon decidió ir directamente tras los fiscales y abogados que litigaban en su contra, exigiéndole incluso declaraciones juradas, consigna la agencia Bloomberg.

Fue en ese marco que decidió entablar una demanda contra las ciudades californianas. Acusaba a los abogados y a los estados de violación de la primera enmienda de la constitución norteamericana, “abuso de proceso y conspiración civil”. Marc R. Stanley fue el defensor de Matthew Pawa, incluso ante la corte estatal.

[Biden presiona a la OPEP para que aumente la producción y pare la escalada inflacionaria]

Matthew Pawa, por su parte tiene un largo historial en sus demandas por daños medioambientales a  grandes corporaciones. Su currículum indica que litigó contra grandes petroquímicas, por contaminación de tierras y aguas, o contra Monsanto por el uso de PCB. Automotrices y petroleras figuran entre sus demandados por su responsabilidad en el cambio climático. También lideró una demanda histórica contra las grandes productoras de electricidad en 2004 por el uso de carbón.

Cuando Exxon presentó su demanda por “conspiración”, un tribunal de primera instancia le negó la jurisdicción texana. Algo que la empresa revirtió en segunda instancia y frente a la Corte del estado. Exxon acusó a Pawa de “iniciar y promover litigios contra compañías de combustibles fósiles al servicio de su agenda política y con fines de lucro privado”.

La Corte Suprema de Texas terminó por dilucidar la pertinencia de llevar adelante un proceso judicial en Texas contra Estados y personas que no tienen residencia en el lugar. Entendió que ciudades y abogados tenían por objetivo influir en las políticas y en los discursos texanos.

En abril de 2021, Nueva York presentó una nueva demanda contra las petroleras. Además de ExxonMobil incluyó a Shell y BP, y al American Petroleum Institute. Esta vez se enfocó en los consumidores. Las acusó de infringir su regulación local a través de “publicidad falsa” y prácticas “engañosas” y un lavado de imagen para presentarse como ambientalmente amigables.