Inicio Actualidad Sin acuerdo entre petroleras y gremios, la conciliación obligatoria tendrá una nueva...

Sin acuerdo entre petroleras y gremios, la conciliación obligatoria tendrá una nueva audiencia

El cierre de las paritarias del año pasado y una actualización salarial del 16,5% son los dos principales reclamos del sindicato. Las negociaciones continúan el miércoles próximo.
Claudio Moroni, ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social

El Ministerio de Trabajo de la Nación anunció que la conciliación obligatoria tendrá un nuevo capítulo la semana que viene, luego de haberse reunido con los sindicatos y las cámaras empresariales del sector. Desde el Sindicato de Petroleros Privados, comandado por Guillermo Pereyra, le quitan peso a lo dialogado en la audiencia y dicen que están a la espera de una propuesta y un mayor apoyo por parte del Estado en este conflicto con las compañías.

Semanas atrás, ante el pedido de reactivar la actividad en los yacimientos por parte de las compañías petroleras, el gremio expuso que ellas adeudan con los trabajadores un 16,2% de lo acordado en la última paritaria. A partir de ello, el conflicto escaló y la posibilidad de un acuerdo para la vuelta a la actividad terminó en la amenaza inminente de un paro y la posterior intervención del Ministerio de Trabajo. 

Los tres puntos que esgrimió el gremio de petroleros en la audiencia con los funcionarios son el porcentaje adeudado de 2019, una actualización salarial del 16,5% y el pago de aportes que, según ellos, llegaría a más de 1100 millones de pesos de deuda en ese concepto. A esto se suma la disposición de una cláusula gatillo atada a la inflación.

“El avance es que ahora dicen que van a elaborar una propuesta. En la reunión anterior no querían dar nada. En cuanto a los aportes, suponemos que se va a negociar empresa por empresa porque sino pagan les va a caber una denuncia penal”, indicaron a EOL fuentes allegadas a los gremios.

Como explicó este medio, la semana pasada la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) expresaron que no pueden afrontar la cifra que el sindicato exige de la paritaria pasada debido a la incertidumbre que se desprende del parate causado por la pandemia.

En cuanto a las compañías, no habrían acercado ninguna propuesta para destrabar el conflicto en la audiencia y las negociaciones continuarán el miércoles 23 cuando el Ministerio de Trabajo reciba a las partes.

Previo a que se dictara la conciliación obligatoria, Pereyra dijo que el “no hay un conflicto colectivo, sino con las empresas, que han retenido el dinero que es de los trabajadores”, por lo que entendió que la medida del Gobierno habla de una “mala interpretación” de lo que ocurre por parte de la órbita de Trabajo.

En paralelo, el contexto productivo en el que se dan estas negociaciones está lejos de ser alentador y la lenta reactivación del sector dan cada vez más lugar a un escenario de posible desabastecimiento.   

Por lo pronto, la opción del gremio de implementar medidas de fuerza sigue en pie y, al día de hoy, la idea de una salida al conflicto no parece haber logrado ningún avance respecto de la semana pasada.