Inicio Destacados Putin tensa la cuerda con Europa y fija nuevas condiciones para liberar...

Putin tensa la cuerda con Europa y fija nuevas condiciones para liberar el gas

Se acerca el invierno en el hemisferio norte y Europa no encuentra sustitutos al gas ruso. El plan de Putin modifica el mapa energético mundial.

En menos de 72 horas el presidente ruso, Vladímir Putin, lanzó dos fuertes amenazas a los países occidentales, en una escalada verbal y militar que eriza la piel en las principales capitales europeas.

Este miércoles el mandatario ruso convocó formalmente a 300.000 reservistas para reforzar el frente oriental de Ucrania, que tras la invasión de ese país considera una zona liberada (el Donbás), y que busca literalmente anexar a la Federación Rusa como ya hizo en 2014 con la península de Crimea.

En esa andanada verbal no ahorró apelar a una eventual utilización de armas nucleares, y recordó que no estaba “fanfarroneando” al decir que tenía un arsenal nuclear superior al de Occidente.

Pero esta escalada venía precedida por declaraciones del hombre fuerte del Kremlin días antes, cuando en el marco de la Cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai en Samarcanda (Uzbekistán), Putin había dejado expuesta, con tono calmo pero firme, cuál es la condición para liberar el gas natural ruso hacia Europa.

Toma y daca

En diálogo con la prensa en el marco de la citada cumbre en el país centroasiático el presidente ruso atribuyó a la “agenda verde” la crisis energética que atraviesa Europa. Dijo que Rusia no tenía nada que ver con la falta de gas en Europa e insistió en que su país cumpliría con sus obligaciones energéticas.

“La conclusión es, si tiene urgencia, si es tan difícil para usted, simplemente levante las sanciones sobre Nord Stream 2, que puede proveer de 55 mil millones de metros cúbicos de gas por año, simplemente presione el botón y todo se pondrá en marcha”, dijo Putin.

Desde que el 24 de febrero las tropas rusas comenzaron una feroz ofensiva contra Ucrania, las sanciones impuestas por los países occidentales llevaron primero a un menor volumen de gas ruso fluyendo por el gasoducto Nord Stream 1.

[Impacto en Europa, Rusia cortó en forma indefinida la provisión de gas]

También se paralizó la entrada en operaciones del Nord Stream 2, prevista para el primer trimestre de este año, luego de que la construcción finalizara en noviembre de 2021. Ambos gasoductos cruzan el mar Báltico, casi en forma paralela, desde Rusia hasta Alemania, pero por la guerra el nuevo gobierno alemán decidió frenar las importaciones de gas a través de este ducto.

En este contexto y con la guerra ya desatada en Ucrania y crecientes sanciones de Estados Unidos, la Unión Europea, y el Reino Unido, que ya no integra el bloque de la UE, Rusia también hizo su juego. Primero obligó a pagar el gas ruso en rublos y le cortó el suministro a los que se opusieron, luego redujo los volúmenes enviados y ahora sube la apuesta.

Diseñando un plan B

Ante la menor oferta, los precios del gas natural en los países europeos casi se duplicaron, mientras el abastecimiento se reducía de manera dramática.

Ahora, Europa se enfrenta a un invierno sin suficiente gas natural, aunque la Comisión Europea ha intentado avanzar en acuerdos con países sustitutos, como es el caso de Azerbaiyán, que prometió elevar en 30% su oferta hacia Europa.

Pese a ello, en el seno de la Comisión crecen las quejas hacia la titular del cuerpo, Úrsula von del Leyen por su acercamiento al dictador azerí Ilham Aliyev, para garantizarse el suministro de gas a cualquier costo.

El pasado 14 de septiembre el eurodiputado alemán, Martin Sonneborn trató en el pleno de la cámara de “incompetente, corrupta y criminal” a Von der Leyen por apoyar a Azerbaiyán. Este país mantiene una política hostigamiento contra su vecina Armenia, a la que recientemente atacó con artillería pesada y drones, en su plan de obligarla a ceder parte de territorio soberano armenio para abrir un corredor de transporte hasta Najichevan, una región autónoma bajo control azerí.

Aún no está claro si habrá un veto al acuerdo con Azerbaiyán, pero la escasez de gas natural apremia. En esa lógica, la Unión Europea está avanzando en acuerdos con Israel, que reciente encontró una importante reserva de gas natural offshore. También hubo contactos de alto nivel para importar GNL desde Mongolia, India y China. Y Chipre miembro de la UE, podría incrementar sus volúmenes de producción.

Incluso el gobierno argentino busca subirse a la ola, promoviendo la explotación de gas de Vaca Muerta e inversiones en plantas de gas natural licuado para poder exportarlo a una Europa muy necesitada.