Inicio Internacionales ¿Por qué subió el petróleo luego de las elecciones en Estados Unidos?

¿Por qué subió el petróleo luego de las elecciones en Estados Unidos?

Se especulaba con que un triunfo demócrata provocaría una baja en los precios por su oposición al fracking, pero el rally alcista se mantuvo a pesar de la ventaja de Biden.
Joseph Biden junto a su esposa Jill.

Cuando todos pensaban que un triunfo del demócrata Joseph Biden en las elecciones de Estados Unidos podría provocar un desplome aún mayor en los ya alicaídos precios del petróleo, las pizarras empezaron a reflejar un rally alcista que volvió a posicionar al Brent por encima de los 40 dólares.

[Semana negra para el petróleo: el barril tocó el menor valor en cinco meses]

Sin embargo, el salto no tiene que ver con la ventaja en los cómputos del candidato opositor. De hecho, la escalada comenzó con los primeros resultados oficiales que mostraban una casi segura victoria de Trump. Como es sabido, al día siguiente muchos estados teñidos de rojo pasaron a pintarse de azul y, aun así, se mantuvo la tendencia en el mercado financiero.

La clave de un Congreso dividido

Uno de los factores que más remarcan los analistas para explicar este fenómeno es el resultado legislativo, donde los demócratas retendrían la Cámara de Representantes y los republicanos el Senado.

Este equilibrio le pondría un freno a los planes de ala más radical del partido demócrata sobre un Green New Deal que acelere la transición energética hacia renovables y prohíba el fracking; y una flexibilización de las sanciones a Irán que lógicamente incrementarían la oferta de crudo mundial y presionarían los precios hacia abajo.

En tanto, es difícil ignorar que la revolución del shale oil y el shale gas estadounidense no se trata de una iniciativa partidaria republicana, sino que fue una política de Estado que abarcó numerosas administraciones y supo entrar en auge bajo el mandato de Barack Obama, período en el cual Biden ocupaba la vicepresidencia.

[¿Qué papel juega la energía en la disputa Trump-Biden?]

Al mismo tiempo, el buen desempeño de Trump en los estados petroleros e industriales demostró la preocupación que existe en todas las comunidades vinculadas al sector energético por la posible pérdida de empleos ante una política verde. Por lo tanto, de no contemplar este factor, los demócratas podrían enfrentar un serio tropezón en las legislativas del 2022.

El escenario pospandemia

Más allá de las disputas el interior de Estados Unidos, la incertidumbre financiera internacional frente a esta segunda ola de Coronavirus que está acechando en Europa, posiciona a Wall Street como una plaza más segura a la hora del resguardo del valor de los activos.

“La fiesta en la bolsa no es porque gane uno u otro. Están apostando a que Estados Unidos va a ser la mejor economía pospandemia. Vemos un clásico flight to quality donde toda la plata de Europa se va a refugiar en las acciones de las tecnológicas y en los bonos del Tesoro norteamericano”, explicó a EOL el analista de mercados Francisco Uriburu.

[Trump cerró su campaña con un fuerte guiño al sector petrolero]

Está búsqueda de resguardo también encuentra en los commodities un instrumento efectivo y acá entra a jugar muy fuertemente el rol de China. “Los chinos aprovecharon los precios bajos de la semana pasada para comprar cualquier cantidad de futuros de petróleo. Lo mismo hicieron con la soja, el maíz y la mayoría de los cultivos”, agregó Uriburu.

No por nada, los últimos datos de la Agencia Energética de Estados Unidos (EIA) marcan una caída de 8 millones de barriles en el stock de almacenamiento de crudo que, sumado a la posibilidad de que la OPEP postergue el aumento de producción previsto para enero, ayudó a la recomposición del Brent.