Inicio Gas Plan Gas: el Gobierno lanzó una tercera ronda para intentar aislarse de...

Plan Gas: el Gobierno lanzó una tercera ronda para intentar aislarse de la crisis global

El objetivo es topear la capacidad de transporte para reducir al máximo posible las necesidades de GNL importado, que alcanzan un precio récord.
Darío Martínez

Con la crisis energética global como telón de fondo, el Gobierno anunció una nueva ronda del Plan Gas para intentar reducir al máximo las importaciones de GNL en el invierno del 2022.

En esta tercera ronda, se licitará la compra de 3 millones de m3/día de gas desde la Cuenca Neuquina, 1,5 millones de m3/día desde la Cuenca Austral y 1 Millón de m3/día desde la Cuenca Noroeste, para así terminar de topear la capacidad de transporte de los gasoductos.

El Secretario de Energía firmó la Resolución SE 984/21 mediante la cual convocó a las empresas productoras en esta compulsa que abarcará el período 2022-2024, donde se deberá alcanzar un máximo de inyección en septiembre para mantenerlo hasta diciembre de 2024.

[¿Qué tan blindada está Argentina de la crisis energética mundial?]

La Resolución establece un cronograma donde el cierre de presentación de ofertas será el 2 de noviembre, mientras que la adjudicación está prevista para el 10 del mismo mes. “Nuestro objetivo es utilizar plenamente la capacidad de transporte disponible en nuestros gasoductos con gas argentino, para reemplazar al máximo posible las importaciones de GNL y de Gas Oil, y estamos seguros que las empresas productoras lo van a lograr”, dijo Martínez.

En este caso, el precio tope de ofertas estará determinado por el máximo ofertado en la primera licitación, es decir, 3,7 dólares el millón de BTU. Al respecto, el Secretario de Energía manifestó que, “no solo ampliamos el horizonte y la previsibilidad en materia de volúmenes demandados, sino que también consolidamos el valor de referencia del gas”.

[Las claves para entender la mayor crisis energética en la historia de Europa]

Por último, el máximo funcionario en materia energética nacional declaró que “mientras ponemos en marcha y ejecutamos las obras de nuevos gasoductos para potenciar la producción de gas nacional, la decisión política es utilizar completamente la capacidad existente de transporte, y es eso lo que estamos instrumentando”.

Como explicó este medio, el Gobierno ya trazó una estrategia para ampliar la red de gasoductos. Sin embargo, este proceso demandará un mínimo de dos años en los cuales seguirá siendo necesario un importante flujo de gas importado.

Asumiendo esta situación, Martínez sabe que cada metro cúbico menos que se deba importar será un alivio para las arcas del Tesoro, teniendo en cuenta los precios récord que se registran en Europa, donde superan los 30 dólares el millón de BTU.