Inicio Actualidad Pese al avance del kirchnerismo, Guzmán confirma la baja de subsidios energéticos...

Pese al avance del kirchnerismo, Guzmán confirma la baja de subsidios energéticos para 2022

El ministro de Economía envió al Congreso un Presupuesto 2022 en el que estipular una baja en los subsidios a la energía que podría ser cercana a la mitad de lo presupuestado en el PBI de este año. Una vez más, las tarifas vuelven a encender la interna.
blank
Fuente: Télam

Además de la Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, Martín Guzmán también presentó en la ajetreada jornada de ayer el Presupuesto 2022, con el que envía al Congreso un ajuste fuerte en los subsidios energéticos del 2,2% estipulado este año al 1,8%, cifra que incluso espera bajar aún más a partir de una eventual segmentación tarifaria.

 “Lo que nosotros hacemos es resolver problemas en un contexto muy difícil”, sentenció Guzmán en Casa Rosada. La renegociación de la deuda con el FMI es uno de los disparadores de la interna oficialista. Lo es desde hace rato, pero con la diferencia de que ahora las diferencias no parecen poder convivir un minuto más y terminan por exponer la crisis ante la mirada atenta de todos.  

El equipo de Guzmán sabe que no puede pretender un acuerdo de renegociación de los pagos al FMI mientras que los subsidios a la energía estén alrededor de los 9 y 10 millones de dólares, como ocurrirá este año.

El 1,8% destinado a subsidios energéticos podría reducirse aún más –en un 0,3% y llegar finalmente al 1,5%– de concretarse un esquema de segmentación tarifaria. Segmentación en la que trabaja el Enargas desde el inicio de la gestión del Frente de Todos y sobre la que aún no hay certezas de cuándo se llevará adelante.

En días en que la exégesis alrededor de cuanto paso ocurra en Casa de Gobierno estará al pie del cañón, indicios como los que brinda el Presupuesto 2022 ofrecen certezas sobre las que no entra tanto el juego de la interpretación: el ministro de Economía no da el brazo a torcer y considera que si lo ubicaron como hombre al frente de la negociación con el Fondo tiene que llevar la tarea hecha al momento de hacer pedidos. Y eso significa que no puede replicarse la política de subsidios a la energía implementada este año.

[ Alberto presentó la ley de promoción de inversiones petroleras en medio de su mayor crisis institucional ]

Entonces, la lógica indicaría que lejos de calmar las aguas, esta baja en los subsidios implicará un ajuste en las tarifas, aquello que referentes del kirchnerismo más duro como Federico Bernal (interventor del Enargas) y Federico Basualdo (subsecretario de Energía Eléctrica) se niega a llevar adelante a toda costa.

En una mirada general, se puede observar que el Gobierno postula un crecimiento económico del 4% y que el año que viene cerrará con un 33% de inflación, lo que implicaría una reducción de más de diez puntos respecto a los 45% que se estima alcanzar al finalizar el 2021.

Por otra parte, el déficit financiero será del 4,9%. Este contaría con tres vías de financiamiento: un 2% de emisión de deuda, un 1,8% de emisión monetaria del Banco Central y un 1,1% que será financiado por organismos internacionales.

“Un contexto de enorme incertidumbre en el que la adaptabilidad ha sido fundamental. Todo el tiempo hay que estar dando respuestas, pero siempre con la convicción de que cada paso que damos lo hacemos con el objetivo de cuidar a nuestra Argentina”, dijo Guzmán en la presentación de la ley de inversiones petroleras, en un fragmento que se presta a ser leído más para el interior del Gobierno que de cara a la sociedad.