Inicio Actualidad Pereyra juega fuerte y amenaza con desalojar los piquetes si la Justicia...

Pereyra juega fuerte y amenaza con desalojar los piquetes si la Justicia no actúa

El secretario del gremio de petroleros privados pide la intervención urgente de la Justicia para garantizar la libre circulación de los trabajadores petroleros.
Guillermo Pereyra

“Hemos pedido al Ministerio Público Fiscal que garantice el libre tránsito de los trabajadores, porque les van a dejar de pagar las remuneraciones variables, como las horas extras. Cae el salario abruptamente. Si la Justicia no actúa, va a haber problemas. Lo digo con todas las letras. Se van a movilizar los trabajadores y los van a desalojar. Me lo están pidiendo a gritos los delegados”, dijo Guillermo Pereyra, titular del Sindicato de Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, este viernes por la mañana en una entrevista en A24 y así pateó el tablero de la situación actual.

La parálisis en Vaca Muerta persiste, se agrava y acumula disgustos en cada uno de los actores que son parte de un conflicto en el que muchos se ven afectados de alguna manera. Por un lado, los trabajadores autoconvocados de la salud pública –o sea por fuera de la órbita del gremio de ATE– no dan el brazo a torcer en su reclamo de actualización salarial. El gobierno de Omar Gutiérrez busca encontrar alternativas para llevar la negociación sin la necesidad de que continúen los cortes, pero no lo logra.

A esto se suma el desabastecimiento que ya existe en las zonas cercana a la localidad de Añelo, y la imposibilidad de los operarios petroleros de acceder a los pozos. Un caldo de cultivo que, según consideró Pereyra, puede llevar a la movilización de los trabajadores de la industria petrolera a confrontar con los piquetes de impiden el acceso a Vaca Muerta.     

[ ¿Por qué no se soluciona el conflicto en Vaca Muerta a dos semanas del inicio de piquetes? ]

En este sentido, señaló que “el gobierno de Neuquén está haciendo las cosas como corresponde, porque ha acordado con los trabajadores de ATE, y estos grupos anárquicos que se despegaron de la organización sindical y pretenden que el gobierno canalice las negociaciones con ellos”.

“Este no es un conflicto gremial. Son grupos de izquierda, grupos anárquicos que vienen a desestabilizar al gobierno”, remarcó el gremialista que ante la inacción de distintos actores parece dispuesto a ganar protagonismo.

Vale recordar que Pereyra fue senador del Movimiento Popular Neuquino y es un referente del partido político que hoy gobierna la provincia, y que, como contó EOL, tiene un rol clave en este conflicto como histórico garante de la paz social respecto a los conflictos sindicales en Neuquén. “El Gobierno no puede convocar un desalojo. Acá el problema es la Justicia”, agregó.

Luego de esta nota, en diálogo con otro medio, enfatizó aún más su postura: “Si esto no se soluciona, vamos a salir a la ruta, 15, 20, 30 mil trabajadores, porque seguramente van a participar otros gremios que están seriamente afectados. Y les vamos a pedir amablemente a los trabajadores, entre comillas porque no lo son, que nos dejen transitar. Les vamos a dar la lección de cómo tienen que trabajar”.

En medio de todo este asunto, Pereyra continúa en pugna con las petroleras para la actualización del aumento otorgado en la paritaria del año pasado. Un ida y vuelta que ya lleva meses y que encendió alertas cuando desde el gremio no descartaron la posibilidad de realizar medidas de fuerza si las compañías daban por cerrado el acuerdo salarial del 2020.

[ Frente al caos en Vaca Muerta, el Gobierno acelera las importaciones de GNL ]

La caída en la producción

El correlato en los niveles de producción de gas y petróleo es ineludible. A esto se refirió Alejandro Monteiro, ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, e hizo hincapié en cómo los cortes terminan también afectando en las regalías que percibe la provincia. Para el caso de la provincia, las pérdidas son de $7 millones diarios, mientras que para las operadoras ese número asciende a USD 12 millones al día.

En vínculo con esto, Pereyra advirtió que “hay razones para creer que va a faltar gas, porque Neuquén produce más del 50% de la producción de gas en el país. Al estar paralizada, no se puede cumplir. El Plan Gas que lanzó el gobierno nacional no se puede cumplir y nos va a faltar gas este invierno”. Como consecuencia de lo que está aconteciendo, explicó: “vamos a tener que importar gas, con todo lo que representa para Argentina traer gas de afuera cuando lo tenemos acá, podemos producirlo acá y con mano de obra local”.