Inicio Actualidad Moody’s mejoró la calificación de YPF por el repunte de su producción

Moody’s mejoró la calificación de YPF por el repunte de su producción

La agencia destacó las proyecciones productivas para el segundo semestre del año. Las calificaciones en deuda senior garantizada y emisor de moneda extranjera permanecen en la misma escala.
blank
Pablo González, presidente de YPF.

La proyección de incremento en la producción diaria en aproximadamente un 5% en crudo y un 7% en gas para el segundo semestre de 2021 le valió a YPF el paso de “A+” a “AA-“ en su calificación crediticia como emisor de largo plazo en moneda local.

Según lo que indica Moody’s Local, “la mejora en la liquidez y en el perfil de vencimientos de deuda de la compañía, le permitirá financiar un mayor nivel de inversiones en los principales yacimientos de producción de crudo no convencionales (Loma Campana, La Amarga Chica y Bandurria Sur), permitiendo incrementar la producción actual de 30 kbbl/d a un nivel de producción de hasta 130 kbbl/d en el mediano plazo”.

En torno a la deuda que arrastra la compañía de bandera, considera que “el nivel de exportaciones proyectado cubre ampliamente los servicios de deuda futuros de las ON Clase XVI, no obstante Moody’s Local Argentina monitoreará la evolución de los flujos generados por dichas exportaciones y podría tomar una acción de calificación a la baja en caso de que la garantía no sea suficiente, en cuyo caso igualaría las calificaciones garantizadas con las no garantizadas”.

[ YPF asegura que en el próximo Plan Gas podrá ofertar un precio menor a los 3 dólares ]

La recuperación en las ventas que estima la agencia estriba en “la normalización en los volúmenes de combustibles vendidos en el mercado local, mayores precios internacionales del crudo y los recientes ajustes de precios en surtidor”, en un contexto en el que también se estabilizan “los niveles de actividad económica que se viene sosteniendo desde el tercer y cuarto trimestre de 2020 y luego del canje de sus Obligaciones Negociables”.

Los niveles de endeudamiento bruto que presagia la agencia giran en torno a 2,5x-3,0x EBITDA y coberturas de intereses con EBITDA superiores a 6.0x, siempre y cuando estén en línea con una recuperación de ventas en torno al 18% interanual en dólares y márgenes de rentabilidad superiores a los previamente estimados en el rango de 30-34%.

Su calificación en emisión de moneda extranjera continúa siendo la misma (“A-“), al igual que su calificación de deuda senior garantizada en moneda extranjera (“A”). En este sentido, la agencia indica que las calificaciones en moneda extranjera “contemplan el riesgo incremental que implica la exposición a las variaciones de tipo de cambio, las potenciales restricciones regulatorias para el acceso a la adquisición de divisas para el pago de deudas y el contexto macroeconómico actual con las correspondientes expectativas en relación a la disponibilidad de divisas durante el plazo de vigencia de las obligaciones calificadas”.

A inicios de marzo pasado, la calificadora Standard & Poor’s se expresó en la misma línea con una mejora de dos escalas, producto de la reestructuración de la deuda acordada por YPF con los acreedores.

A partir de un aumento en el precio de la nafta del 18% entre los meses de marzo y mayo –y que no tendría más ajustes en lo que resta del año–, YPF anunció una inversión de 2700 millones de dólares en producción para este año, lo que significaría un incremento del 73% respecto del año anterior.