Inicio Actualidad Los subsidios energéticos aumentaron un 128% y empiezan a mostrar las consecuencias...

Los subsidios energéticos aumentaron un 128% y empiezan a mostrar las consecuencias del congelamiento

Según el Instituto Mosconi, la suba interanual en este primer cuatrimestre del año ya sobrepasa los 1.704 millones de dólares y llegaría a los 10.000 millones para fin de año.
Subsidios a la energía

Los subsidios a la energía incrementaron un 128,4% entre el primer cuatrimestre del año pasado y el primero del 2021, y en cuatro meses acumulan un total de 1.705 millones de dólares, según lo indica el último informe realizado por el Instituto Mosconi.

Ya con más certezas a lo que arrojaría a priori el panorama de tarifas de luz y gas de acá a fin de año, ahora la discusión gira en torno a cómo esto repercute en las arcas del Estado. En simultáneo, el Enargas continúa en proceso de creación de una segmentación de la tarifa social para acceder al dato de cuáles son los hogares que más requieren del sustento del Estado para afrontar el pago del servicio.  

A partir de julio-agosto, la tarifa para residenciales se verá incrementada en un 6% promedio, mientras que, en el caso de la luz, el aumento será del 9%. “La actualización de estos nuevos cuadros tarifarios no implica más subsidios, no se va a subsidiar más el transporte ni se va a subsidiar más la distribución”, aseguró Federico Bernal, titular del ente regulador del gas por red, días atrás en declaraciones radiales.

[ Carbajales salió a respaldar a Guzmán en la interna por tarifas y subsidios ]

En contraposición con su mirada, desde el instituto que preside Jorge Lapeña, entienden que la Argentina atraviesa una situación delicada en materia fiscal y que, para fin de año, los subsidios llegarán a los USD 10.000 millones. Por lo pronto, según su análisis, ese número lleva 1.705 millones en el primer cuatrimestre del año.

IEASA y Cammesa son las dos asignaciones en las que se percibió un mayor incremento de los subsidios, con un 264,4% y un 89,4%, respectivamente. En este período, la ejecución presupuestaria para CAMMESA fue de USD 1,155 millones que se incrementó y significó el 68% de las transferencias realizadas. Destinados al Plan Gas no convencional, fueron un total de $28,130 millones, y, para IEASA, $12,755 millones de pesos.

“En el contexto de la pandemia y la cuarentena obligatoria –explica el informe–, los ingresos de los hogares e industrias se han resentido fuertemente y, de manera temporal, el congelamiento de las tarifas de energía eléctrica ha sido un mecanismo válido para no deteriorar aún más esta delicada situación”.

[ El Mosconi advierte que los subsidios energéticos llegarán a USD 10 mil millones ]

No obstante, remarca que “el descalce entre costos, precio y tarifas de la energía eléctrica se ha mantenido por un periodo prolongado mientras: mientras los costos crecen 28.6% anual, el precio que paga la demanda lo hace en solo 1.3%”.

Al mismo tiempo que reconocen la necesidad de que los servicios puedan ser afrontados por los usuarios, aún más en una situación inflacionaria y de recesión como la actual, ciertos analistas energéticos hacen hincapié en la necesidad de que el subsidio del Estado se enfoque en los usuarios que experimenten una situación de vulnerabilidad.

Según indicó Bernal, desde el Enargas esperan poder tener la segmentación de usuarios realizada para antes de fin de año.