Inicio Actualidad Vuelven a congelarse los impuestos a las naftas para limitar las subas...

Vuelven a congelarse los impuestos a las naftas para limitar las subas al 4% mensual

La secretaria Royón confirmó a este medio que la actualización impositiva se postergará hasta marzo. Fue un pedido de las petroleras para cumplir con el programa Precios Justos, que complica el frente fiscal.

El Gobierno extendió el programa Precios Justos -que fija un límite de suba para una serie de productos de la canasta básica- a las naftas y el gasoil y estableció cuál será el sendero de actualizaciones por los próximos cuatro meses, pero a costa de sus ingresos.

Según confirmó la secretaria Flavia Royón a este medio, la actualización de los impuestos a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono que debía realizarse en enero se postergará, al menos, hasta marzo.

Como contrapartida, durante este período, habrá un tope de subas de combustibles mensual del 4% hasta febrero y otro 3,8% en marzo que representan un límite del 16,7% para todo el cuatrimestre.

El mismo agrupa a las empresas YPF, Shell, Axion y Puma, quienes se comprometieron a respetar los topes fijados, siempre que el Estado no traslade los impuestos adeudados y que les garantice el acceso a divisas para sus importaciones.

La cuestión es que el sistema vigente de actualización impositiva de combustibles siempre fue un gran dolor de cabeza para las petroleras, que pagan el costo de aplicar ajustes en el precio del surtidor que no va a parar a sus bolsillos, sino al del Estado. Al ser trimestrales, eso fija un piso mínimo de 4 subas al año que, sumado a los ajustes que sí buscan recomponer sus márgenes, da una sensación de espiral constante durante la mayor parte del año.

Es por eso que muchas veces el Gobierno se ve tentado a suspender la actualización de impuestos como forma de controlar la inflación. Así sucedió durante los últimos dos años, pero en un contexto de gran debilidad fiscal y con compromisos con el FMI, se decidió aplicar las ocho actualizaciones trimestrales que se acumularon solamente en dos tandas.

La primera fue en octubre y la segunda -que agrupaba a 5 de estos trimestres- debía ser en enero. Ahora, ya confirmado que no sucederá, queda el interrogante de si el Gobierno podrá recomponer esta fuente de ingresos en algún momento considerando que comienza un año electoral donde los aumentos de combustibles no son bienvenidos por nadie.