Inicio Eólica Las renovables continuaron bajando costos en pandemia y ya son más baratas...

Las renovables continuaron bajando costos en pandemia y ya son más baratas que el carbón

El 56% de la nueva capacidad instalada generó electricidad a un menor valor que las centrales a combustibles fósiles. Las mejoras se intensificarían en 2021.
Parque solar Cauchari
Parque Solar Caucharí

Está claro que el 2020 fue un año bisagra en el impulso de las energías renovables que muchos atribuyen al impacto de la pandemia y al colapso de la producción de hidrocarburos. Sin embargo, la baja sostenida de los costos emerge como uno de los factores más significativos.

Como sucede en la mayoría de los cambios a nivel global, el bolsillo termina siendo mucho más determinante que la conciencia social y más en una época de crisis en la que los presupuestos exigen ajustes cada vez mayores.

La época en que el mundo sólo incorporaba energía verde a base de subsidios ha quedado bien atrás y ahora el principal motor es el beneficio económico de reducir el costo de la electricidad al reemplazar máquinas más ineficientes.

Según un informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), el 56% de la capacidad renovable añadida en 2019 consiguió costos de energía más bajos que las nuevas plantas de carbón más baratas. Es decir, que ya resulta más conveniente que las opciones más competitivas de combustibles fósiles.

El precio de la solar fotovoltaica podría alcanzar los 39 USD/MWh en los proyectos que se pongan en marcha en 2021, un 42% menos que en 2019

Sustituyendo 500 GW de las centrales eléctricas de carbón existentes por energía solar fotovoltaica y eólica terrestre, reduciría los costos de generación del sistema -y por lo tanto, también los costos que repercuten en el consumidor- entre 12.000 millones y 23.000 millones de dólares al año, en función de los precios del carbón. 

A su vez, reduciría las emisiones anuales en alrededor de 1,8 gigatoneladas (Gt) de dióxido de carbono, lo que equivale al 5% del total de las emisiones mundiales de CO2 en 2019. También daría lugar a un estímulo de la inversión de 940.000 millones de dólares, lo que equivale a alrededor del 1% del PIB mundial.

[¿Qué proyecciones habrá para las renovables en 2021?]

Costos de las tecnologías

De acuerdo al estudio mencionado, el tipo de energía que registró un mayor descenso de costos en la última década fue la solar fotovoltaica con un 82% -debido principalmente al abaratamiento de los módulos fotovoltaicos-, seguida de la energía solar de concentración con un descenso del 47%, la eólica terrestre con un 39% y la eólica marina con un 29%. 

A su vez, los factores de capacidad han registrado una subida del 30% al 45% a lo largo de la década, con la construcción de nuevas centrales en emplazamientos más adecuados y en países con más luz solar.

[Smart grids, las redes del futuro que ya son furor en el mundo]

Algo similar sucedió con la eólica, cuya producción de turbinas más eficientes se ha traducido en una reducción de los costos de instalación, y el aumento de las alturas del buje y las superficies de barrido ha provocado un incremento de los factores de capacidad mientras caían los costos de funcionamiento y mantenimiento. Los costos de instalación de la energía eólica marina registraron un descenso del 18% entre 2010 y 2019, mientras que su factor de capacidad registró una mejora cercana al 20% en la última década (del 37% en 2010 al 44% en 2019). Los costos de funcionamiento y mantenimiento registraron un descenso similar con el aumento del tamaño de las turbinas, la ampliación de la capacidad de servicio y la aparición de sinergias de costos en las zonas, cada vez mayores, de parques eólicos marinos

En los proyectos de energía eólica marina y energía solar de concentración, se anticipa un gran cambio, con una previsión de los precios medios de subasta globales a la baja en un 29% y un 59%, respectivamente, en comparación con los valores de 2019.

Contemplando solamente el 2019, los costos de la electricidad procedente de la energía solar fotovoltaica a escala de servicio público cayeron un 13% interanual, alcanzando 68 USD dólares por megavatio-hora (MWh).

También se registró un descenso en la eólica marina y en la terrestre, siendo de aproximado del 9% interanual, alcanzando los 53 USD/MWh y los 115 USD/MWh, respectivamente, en los proyectos que se pusieron en marcha en 2019. 

blank
Reducción de costos de generación renovable, Fuente: IRENA

Otras renovables alternativas

El costo nivelado de electricidad (LCOE) medio ponderado global de los proyectos hidroeléctricos de nueva instalación aumentó de los 37 USD/MWh en 2010 a los 47 USD/MWh en 2019. Sin embargo, la energía hidroeléctrica sigue siendo muy competitiva, y el 90% de toda la capacidad instalada en 2019 genera energía por un costo inferior al del proyecto nuevo más barato a base de combustibles fósiles. Por otro lado, los costos de generación de energía geotérmica se situaron en torno a 73 USD/MWh y en torno a 66 USD/MWh en el caso de la bioenergía en el 2019. 

blank
Reducción de costos en tecnologías de energías renovables. Fuente: IRENA

Proyecciones auspiciosas para 2021

Lejos de ralentizarse, IRENA estima que esta tendencia de reducción de los costos de la energía solar y eólica siga sucediendo en proyectos nuevos que se pongan en marcha en los próximos años. 

Las subastas y los contratos de compraventa de energía (PPA) recientes indican que el precio medio de la solar fotovoltaica podría alcanzar los 39 USD/MWh en los proyectos que se pongan en marcha en 2021, es decir, un 42% menos que en 2019 y más de un 20% menos que el competidor a base de combustibles fósiles más barato (centrales eléctricas a carbón). En tanto, los precios de la eólica terrestre podrían bajar hasta los 43 USD/MWh en 2021, un 18% menos que en 2019.

[Martínez prometió acompañar el plan energético de La Pampa basado en renovables]

Por otro lado, en los proyectos de energía eólica marina y energía solar de concentración, se anticipa un gran cambio, con una previsión de los precios medios de subasta globales a la baja en un 29% y un 59%, respectivamente, en comparación con los valores de 2019.

Los resultados de las subastas, incluidas las ofertas sin subvenciones, vaticinan un gran cambio en la competitividad de la energía eólica marina en la década de 2020, con precios entre los 50 USD/MWh y los 100 USD/MWh.  Las renovables pueden alinear las medidas de recuperación a corto plazo con la sostenibilidad energética y climática a medio y largo plazo. La solar fotovoltaica y la eólica terrestre brindan posibilidades de despliegue rápido y fácil, mientras que las tecnologías de la eólica marina, la hidroeléctrica, la bioenergía y la geotérmica ofrecen opciones de inversión a medio plazo complementarias y rentables. 

blank
Fuente: IRENA