Inicio Electricidad Las renovables alcanzaron un récord de participación del 22,6% para el valle...

Las renovables alcanzaron un récord de participación del 22,6% para el valle de demanda

El pico de contribución a la generación eléctrica se dio en la mañana del domingo por el inicio de pruebas en Cauchari y vientos por encima de la media.
Parque eólico de PCR en Santa Cruz.

La participación de las energías renovables en la generación eléctrica argentina alcanzó un récord histórico del 22,6% durante este domingo a las once y media de la mañana.

El sorpresivo número se explica en parte por el registro de vientos por encima de la media que superaron en 230 MW las estimaciones para la eólica que hace Cammesa con apenas doce horas de anticipación.

“Ayer el viento se llevaba todo lo que estaba suelto. Fue un fenómeno proveniente del sudeste, es entendible un registro récord de generación eólica”, explicaron fuentes especializadas a este medio.

Por otro lado, este domingo iniciaron las pruebas para la entrada en funcionamiento del parque solar fotovoltaico Cauchari, el más grande de Sudamérica que justamente comenzó a despachar energía en ese preciso horario. En efecto, cuando finalizaron estos ensayos pasado el mediodía, la generación solar se desplomó en 170 MW en cuestión de minutos.

A su vez, estos dos fenómenos se superpusieron en la misma franja horaria, cosa que no suele suceder en esta magnitud. “Lo que generalmente tenes es una complementariedad del recurso eólico con el solar. No es muy usual que se apilen, pero estos días efectivamente se dio”, comentó a EOL otro experto en generación eléctrica.

Más allá del aspecto positivo de este indicador, está claro que las renovables están muy lejos de cubrir ese porcentaje de la demanda de manera sostenida a lo largo del día. De hecho, en ese mismo domingo en el que se llegó al mencionado récord, la participación de renovables bajó a un rango de entre 5,7% y 7% al caer la noche cuando el consumo eléctrico crece de manera exponencial. Exactamente ese fue el promedio en el que se ubicó la generación verde durante en el 2019.

Para este año se espera un número algo mayor, aunque no precisamente por un cumplimiento estricto de la ley 27.191 que fija un sendero creciente hasta alcanzar el 20% del share de mercado en el 2025.

En un 2020 con inversiones paralizadas donde no se proyecta el ingreso a despacho de grandes parques más allá de Cauchari, el dinamismo relativo de esta fuente de energía se da a partir de la parálisis económica producto de la pandemia.

Sucede que las renovables, al igual que la nuclear y la hidroeléctrica de pasada, tienen prioridad de despacho. Eso significa que ante una contracción de la demanda, el ajuste se termina dando en la generación termoeléctrica y eso hace crecer la participación del resto aunque su potencia instalada se mantenga constante.

En ese sentido, debido al bajo uso de capacidad instalada de grandes consumidores industriales como Aluar, en los últimos días hubo una demanda de 13 GW, la mitad de lo que suelen marcar los indicadores en las noches de verano, cuando se hace extensivo el encendido de los aires acondicionados. De esta manera, el promedio diario de las renovables se ubicó en el 15,5%, según los últimos datos de Cammesa.