Inicio Actualidad Las energéticas caen más de un 10% por el derrumbe de los...

Las energéticas caen más de un 10% por el derrumbe de los mercados internacionales

Al colapso de la china Evergrande y la incertidumbre por la reunión de la Fed, se suma la crisis política argentina y el recambio del gabinete.
Goldman Sachs

Un lunes negro en los mercados financieros internacionales está arrasando con las acciones de las empresas energéticas argentinas en Wall Street. Central Puerto cae un 10,15%, Vista Oil & Gas un 9,07%, YPF un 7,82%, Edenor un 7,79% y TGS un 5,22% en una jornada que da por tierra la fuerte suba por el resultado de las PASO.

El motivo del retroceso radica en el colapso de la gigantesca empresa inmobiliaria china Evergrande que amenaza con una crisis financiera en el mercado asiático.

Por otro lado, los mercados están nerviosos por la reunión que tendrá la Reserva Federal de los Estados Unidos este martes y miércoles, donde podrían llegar a anunciar un ajuste en la política monetaria y la reducción de los programas de estímulo vinculados a la pandemia.

“Powell había adelantado en Jackson Hole que a fin de año podía terminar con los subsidios y no está claro qué va a pasar en esta reunión. Si dejan de comprar bonos, el mercado va a sentir la falta de liquidez”, explica el especialista financiero Francisco Uriburu.

[Las acciones de las energéticas suben más de un 10% tras la derrota del Gobierno en las PASO]

Si bien estos eventos podrían derivar en una desaceleración del crecimiento económico global, el impacto sobre los precios del petróleo fue muy limitado con sólo una baja de poco más del 1%. De hecho, Goldman Sachs proyecta que el precio del barril escalará hasta los 85 dólares hacia fines de año por el crudo invierno que se aproximaría en el hemisferio norte.

En tanto, el golpe a las principales bolsas del mundo también fue mucho más acotado con un promedio de caída del 2%, lo que denota la particular debilidad financiera argentina en un contexto de crisis política al interior de la coalición de gobierno.

“El mercado estaba muy sobrevaluado y ahora todo el mundo espera una corrección que ya se venía dando a nivel mundial, pero no será un bear market. Está calculado que caerá entre un 10% a un 12%”, dice Uriburu.

“Es una suma de problemas. En Argentina, a la suma de factores externos se suma la incertidumbre por el cambio de gabinete, que confirma el atraso en la negociación con el FMI y podrían demorar planes importantes de inversión en el sector”, agrega.