Inicio Oil & Gas La ola polar eleva al máximo la tensión por la falta de...

La ola polar eleva al máximo la tensión por la falta de gasoil y obliga a más importaciones

Las provincias del norte afrontan una situación crítica, pero hay escasez en todo el país. YPF prometió resolver la situación y el Gobierno fiscalizará el contrabando en las fronteras con Gendarmería.

La llegada del frío agravó el cuadro de falta de gasoil que desde hace meses afecta a todo el país. La situación en ocho provincias del norte argentino es absolutamente crítica con un bajísimo suministro y largas colas de camioneros para proveerse de combustible.

Es por eso que la problemática ocupó un lugar central en la reunión de gabinete de este miércoles, en donde Manzur prometió a los gobernadores del NOA y el NEA incrementar las importaciones para abastecer a la región.

Según indicó el secretario Darío Martínez a la salida del encuentro, se importará un 50% más respecto al mes de mayo que ya había marcado un pico de compras de gasoil con 221 millones de dólares. De esta manera, el insumo se suma a las compras de GNL como el gran responsable de pérdida de divisas de la industria energética y complica las metas del acuerdo con el FMI.

[Por qué Argentina importa gasoil: las limitaciones del parque refinador]

“En los últimos tres meses del año la demanda de gasoil se ubicó en niveles que no se registraban hace 10 años. En abril, específicamente, el mercado de gasoil registró el nivel más alto de la historia (1.295,8 Km3), un 15,1% superior a la de abril 2019. Ese esfuerzo de abastecimiento adicional fue asumido casi en su totalidad por YPF que aportó el 85% del volumen incremental”, explicaron desde la petrolera de bandera.

A su vez, responsabilizaron a la “demanda extraordinaria” asociada al consumo de vehículos de patente extranjera, en especial en zonas de frontera donde se registra un crecimiento que supera el 30%, lo que llevó al Gobierno a planificar un operativo con Gendarmería Nacional para contener el contrabando.

[Proponen aumentar el corte del biodiésel para solucionar los faltantes de gasoil]

Sucede que el combustible argentino se vende a un precio mucho menor que en los países limítrofes, lo que opera como un fuerte incentivo para cruzar la frontera y abastecerse. El problema es que el país no cuenta con ese insumo y debe importarlo a precio internacional para venderlo localmente más barato con la pérdida que eso significa y que encima se lo terminen llevando ciudadanos extranjeros.

Además de la brecha de precios y la fuerte demanda por la cosecha agropecuaria, se observa un acopio especulativo de muchos sectores por temor a sufrir un escenario peor en el pico invernal. “Este estrés del mercado hace que existan actores del circuito de comercialización que especulen con el precio”, dijo Martínez.

Al mismo tiempo, la demanda por generación eléctrica empieza a despegar para abastecer los equipos de calefacción eléctrica y, frente a los problemas de abastecimiento de gas natural, el porcentaje de utilización de combustibles líquidos como el gasoil se eleva notablemente.

“Estamos trabajando con REFINOR, la refinería del Noroeste de nuestro país con el objeto de facilitarle su tarea. Ya hemos para eso instruido a ENARSA a que la abastezca del gas necesario para que su refinería trabaje al mayor régimen posible. También estamos conversando con las empresas productoras de crudo de la cuenca del Noroeste para maximizar sus ventas a REFINOR y de esta forma mejorar la producción de gasoil de la refinería de esta parte del país”, agregó el secretario de Energía.