Inicio Actualidad Guzmán: “si las tarifas aumentasen sólo un dígito, no se estaría cumpliendo...

Guzmán: “si las tarifas aumentasen sólo un dígito, no se estaría cumpliendo el Presupuesto”

El ministro de Economía insistió en la necesidad de una actualización para que los subsidios no superen el 1,7% del PBI.

El ministro Martín Guzmán volvió a evidenciar las diferencias en la coalición oficialista respecto a la política tarifaria y aclaró que los aumentos de gas y electricidad serán superiores a un dígito como pretende el kirchnerismo.

“Si aumentasen las tarifas solamente un dígito para todo el mundo, no se estarían cumpliendo el Presupuesto y el programa macroeconómico. Eso no se va a hacer. Si se congelasen las tarifas también le haría daño a la Argentina. Hay que ir a un equilibrio y para eso estamos trabajando”, indicó.

A pesar de que los interventores de los entes públicos advirtieron que en esta instancia no se iba a poder hacer aumentos segmentados, Guzmán insistió en que “el aumento para los que están peor va a ser más bajo y para quienes estén más arriba en la escala de ingresos, va a ser más alto”.

De todos modos, aclaró que va a ser un proceso que se va a ir dando durante el año y no va a ser de un día para el otro. “Posiblemente se parta en dos un aumento general, y después, en el marco de una Ley de Emergencia Tarifaria que anunció el Presidente, haya reducciones o quita de subsidios para quienes menos lo necesitan o no lo necesitan”, dijo.

Más allá de la mecánica que todavía está por verse, el punto clave es que los subsidios energéticos no superen el 1,7% del PBI, un aspecto que sabe que será supervisado minuciosamente por el FMI a la hora de renegociar el programa económico.

“Todo el mundo plantea las problemáticas desde su función, y hay alguien que tiene que mirar todo en la economía y ese soy yo. Si aumenta el gasto en subsidios para tarifas, en relación al producto, significa que estamos destinando más recursos a algo que no es un gasto de alta calidad. Necesitamos destinar más recursos a la ciencia, al desarrollo, a la educación, a la salud pública, a la infraestructura pública, estamos trabajando para eso”, agregó.

Finalmente, el economista se mostró en contra de un regreso a una cuarentena estricta como a principios del 2020 y anticipó los ejes de la discusión con el FMI, al que le van a plantear un acuerdo que supere el límite de 10 años que establece la carta orgánica del organismo internacional.

“Los 10 años son una cuestión de las líneas de crédito que existen en el FMI. Cambiar eso requiere el apoyo de países como Estados Unidos, China, Alemania, Japón y Francia. No es una negociación técnica entre el staff del FMI y el gobierno argentino. Es una discusión de carácter geopolítico. No hay tiempo suficiente si uno quisiera un acuerdo pronto”, dijo.