Inicio Actualidad Guzmán dice que el recorte de subsidios no implicará un tarifazo para...

Guzmán dice que el recorte de subsidios no implicará un tarifazo para el 2022

En medio de los cuestionamientos que sufre al interior del gobierno por su plan de ajuste fiscal, el ministro lanzó un comunicado para aclarar cómo se ahorrarán estos recursos sin afectar el poder adquisitivo de la población.
blank

Cuando Martín Guzmán volvía a ser cuestionado por los fuertes recortes a los subsidios energéticos proyectados en el Presupuesto 2022, el Palacio de Hacienda lanzó un comunicado para calmar las aguas al interior de su espacio político y aclarar que el ahorro de recursos no implicará un tarifazo.

Según destaca el Ministerio de Economía, la reducción de subsidios del 2,2% del PBI al 1,5% será alcanzada “principalmente mediante tres acciones concretas”. En primer lugar, la caducidad de la Resolución 46 implementada por Juan José Aranguren en 2017, por la cual se pagaba un precio del gas que osciló entre los 7,5 y 6 dólares el millón de BTU.

En cambio, el Plan Gas adoptado en 2020 establece un precio promedio de 3,5 dólares, lo que implicará un ahorro para el fisco de 600 millones de dólares respecto a 2021.

Por otro lado, las obras de infraestructura previstas en el presupuesto 2022 por más de $100.000 millones -principalmente en construcción de gasoductos- permitirá, sostienen, “mejorar la distribución federal de la energía, mayor ahorro fiscal producto de sustitución de importaciones y menor costo del gas”.

[Pese al avance del kirchnerismo, Guzmán confirma la baja de subsidios energéticos para 2022]

Finalmente, Guzmán apuesta a la famosa segmentación tarifaria para construir un esquema más progresivo y quitarle subsidios solamente a aquellos sectores de la población con capacidad de pago. “Seguiremos acompañando a los sectores que lo requieren a través de un uso eficiente de los recursos del Estado”, afirman.

Si bien el comunicado del ministro justifica su publicación “en vista de interpretaciones erróneas de algunos medios de comunicación sobre anuncios y decisiones de planificación presupuestaria recientes”, está claro que tiene lugar a raíz de la fuerte interna que transita el oficialismo tras la derrota electoral en las PASO.

A pesar de haber salvado su cabeza en el recambio del gabinete, Guzmán sabe que gran parte del gobierno culpa a la política económica de ajuste fiscal por la derrota del 12 de septiembre y que el Presupuesto enviado al Congreso será auditado minuciosamente.

En un contexto donde la estrategia de cara a las elecciones generales de noviembre parece ser un aumento del gasto público, la presentación de un Presupuesto 2022 con menor déficit no era el mejor mensaje.

No obstante, luego de un 2021 donde las tarifas apenas subieron un 9%, en el sector advierten que esta vez no hay más margen para conceder subas por debajo de la inflación porque entraría en riesgo el normal abastecimiento del sistema.