Inicio Actualidad Fuerte guiño de Alberto a Merkel: la empresa alemana seguirá al frente...

Fuerte guiño de Alberto a Merkel: la empresa alemana seguirá al frente de Chihuido

El Presidente ratificó por carta que no se abrirá una nueva licitación, tal como pedía la Canciller a modo de garantía. La clave de esta obra en el poroteo del Board del FMI.

A través de una carta dirigida a la Canciller alemana, Alberto Fernández ratificó el rumbo de la licitación de la obra de la represa de Chihuido, en la provincia de Neuquén, que tiene al frente de la misma a la compañía germana Voith Hydro.

“El Ministerio de Obras Públicas se encuentra dedicado a dar continuidad al procedimiento licitatorio oportunamente iniciado, ratificando así, tal como se expresara, la voluntad de continuar el proyecto”, dice la misiva presidencial –dada a conocer en el envío de C5N “Brotes verdes” y a la que accedió EOL por medio de fuentes del Gobierno– respecto a una obra de larga data que cuenta con varias promesas de inicio y gestiones en su haber.   

Tras el paso en falso que experimentó Voith, cuando el año pasado llegó al país para avanzar en las negociaciones del financiamiento para la ejecución de la obra y se encontró con el pulgar abajo de Gustavo Lopetegui, ex secretario de Energía de la Nación, Fernández sostiene a la constructora alemana.

Después de que se diera de baja la posibilidad de un financiamiento de la obra por parte de Rusia en 2016, los alemanes mostraron interés en el proyecto y desde aquel entonces, con los mencionados vaivenes de por medio, la negociación continúa. La obra requiere un financiamiento de USD 2.200 millones y, con esta rúbrica de parte de Fernández, el proyecto dio un paso clave, según entienden en el Gobierno.

[ Yacyretá: el Gobierno rechazó la revisión reclamada por IMPSA y avanza con la ampliación ]

“Merkel pidió una garantía de que haya un compromiso de que no se va a licitar de vuelta y que los adjudicatarios van a seguir siendo los mismos. Alemania promete un financiamiento de 1.800 millones y un adicional de 400 millones por la parte local. Eso lo financiaría el BEI [Banco Europeo de Inversiones] para obra civil”, aseguraron a EOL fuentes del Gobierno. Y a esto agregaron: “era una declaración necesaria para continuar y encaminar el proyecto. La intención es que salga en 2021”.

En paralelo, los alemanes ya cuentan con el visto bueno para la adjudicación de la obra de ampliación de Yacyretá, central hidroeléctrica que operan Argentina y Paraguay en el marco de un acuerdo binacional.  Esta licitación también contó con sus rispideces en su proceso: la argentina IMPSA, en el afán de adjudicarse el proyecto, había presentado un recurso que el titular de Energía terminó desechando.

El indicio político

El presente de la Argentina no podría afrontar jamás una inversión de esta magnitud, por lo que se ve obligado a recurrir al crédito internacional. Se trata de una obra de la que los neuquinos vienen escuchando hace una gran cantidad de años y cuya negociación trae consigo relevancia política, tanto a nivel nacional como provincial.  

En el plano estrictamente neuquino, el secretario de Energía, Darío Martínez, sabe que, de darse la ejecución de esta represa tan postergada en el tiempo y poner en ruedo a la actividad de Vaca Muerta, su figura política podría potenciarse mucho de cara a una futura gobernación en 2023.

Mientras que, por el lado nacional, en plena negociación con el FMI, Alberto Fernández busca afinar el vínculo con Alemania lo más posible, a sabiendas del peso que tiene Angela Merkel en la toma de decisiones dentro de la Unión Europea, una de las regiones con más representación dentro del Board del organismo internacional.