Inicio Internacionales España: la inflación ya duplica la pauta del gobierno por la disparada...

España: la inflación ya duplica la pauta del gobierno por la disparada de costos energéticos

Se trata de una suba interanual del 4% que no registraba desde 2008. El incremento en los precios del gas y la generación eléctrica, la principal causa del alza inflacionaria.
blank

La escasez de gas en los distintos rincones de Europa ya se empieza a percibir y uno de los primeros en hacerlo es el bolsillo de los españoles. En septiembre se registró una suba interanual del 4% en la inflación, lo que se debe fundamentalmente al incremento en los costos de la energía eléctrica.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), septiembre significó un alza del 0,7% en los precios respecto al registro interanual de agosto pasado y lo transforma en el nivel más alto de inflación desde septiembre de 2008, es decir, trece años atrás.

A esto se suma el agravante de que lo presupuestado por el gobierno español dictaba una inflación del 2%, con lo que se duplica lo originalmente pautado.

Si se traza un paralelismo con la realidad habitual en Argentina, se trata de una suba nimia, que incluso se suele percibir entre un mes y el otro en nuestro caso, sin embargo está lejos de ser una moneda corriente en España y Europa.

[ Las claves para entender la mayor crisis energética en la historia de Europa ]

“En este comportamiento destaca la subida de los precios de la electricidad, mayor este mes que en septiembre del año pasado”, destaca el informe reciente del INE y permite vislumbrar un panorama futuro que, según varios analistas, no se avecina con una merma en el corto plazo en el IPC.

Al momento, España y Alemania son los dos países que registran la suba inflacionaria más notoria en la región, que tienen como principal causa el aumento generalizado en los precios del gas que, para generación eléctrica, cotiza en 200 euros el MW/h.

[ Los Verdes ganan terreno en Alemania y vaticinan un impulso de las renovables ]

Como contó EOL, una mala toma de decisiones en cuanto a la provisión de GNL, la espera por el inicio en la operación del Nordstream 2 y la necesidad de recurrir al storage, hace encarecer los costos en todo el continente. Y, teniendo en cuenta que aún ni comenzó el invierno, saben que el impacto de los costos energéticos en la inflación ya experimentados no arroja un pronóstico auspicioso para los próximos seis meses, por lo menos.

Así lo consideró también Christine Lagarde, titular del Banco Central Europeo, quien dijo que se espera una continuidad en la tendencia inflacionaria alcista, que se disiparía “en el transcurso del próximo año”.

Al ver lo que ocurre en la Unión Europea, se puede diagnosticar un correlato que marca una inflación anual de la zona euro del 3%, cifra que no superaba desde noviembre de 2011.