Inicio Gas Enarsa lanzó la licitación del Gasoducto y quiere tenerlo adjudicado en agosto

Enarsa lanzó la licitación del Gasoducto y quiere tenerlo adjudicado en agosto

Luego de una semana turbulenta por la renuncia de Antonio Pronsato, el Gobierno da inicio al último paso burocrático para poder comenzar la obra.

Cuando el retraso del gasoducto Néstor Kirchner ya se estaba tornando injustificable y empezaba a provocar una crisis política interna dentro de la propia Enarsa, el Gobierno anunció finalmente el lanzamiento de la licitación de la obra civil.

La noticia llega en una semana muy turbulenta por la renuncia del titular de la unidad ejecutora a cargo del proyecto, Antonio Pronsato, vinculada justamente a las demoras acumuladas, y en el mismo día del centenario de YPF en el que Alberto Fernández y Cristina Kirchner se verán las caras luego de tres meses sin tener diálogo alguno.

El lanzamiento fue publicado en el Boletín Oficial este viernes por la tarde y los pliegos respectivos han sido cargados en la página web de Enarsa (Energía Argentina) e incluyen las obras complementarias del gasoducto Mercedes-Cardales.

Ahora, se espera por lo menos un mes de demora hasta la presentación de ofertas y otro mes para que se analicen y se seleccione al ganador. “El proceso licitatorio prevé su culminación durante el mes de agosto de 2022, cumpliendo así con los cronogramas originalmente establecidos”, dijo el presidente de Enarsa, Agustín Geréz.

El problema es que se calcula un mes adicional para la instalación de los campamentos de obra, por lo que la construcción del gasoducto -que ya tiene como ganador a Techint como proveedor de los caños- no podría iniciarse antes de mediados de septiembre.

Si bien el Gobierno sostiene que los plazos son “los previstos”, el propio secretario de Energía, Darío Martínez, empezó a hablar de julio o agosto de 2023 como posible fecha de inauguración, es decir, la etapa final del próximo invierno. Eso no lograría evitar grandes compras de GNL durante mayo, junio y parte de julio, con el respectivo impacto en las arcas del Estado.