Inicio Destacados En cuánto queda el atraso en las naftas luego del aumento de...

En cuánto queda el atraso en las naftas luego del aumento de biocombustibles

El ajuste suma presión en los precios del surtidor, que se mantienen congelados desde mayo y el Gobierno prometió no tocar en todo el 2021.
Aumento-en-la-nafta

Las resoluciones 852 y 853 de la Secretaría de Energía, publicadas el pasado 6 de septiembre en el Boletín Oficial, que establecen aumentos para el bioetanol (6,62%) y el biodiesel (9,33%), en la práctica vuelven a golpear sobre la estructura de costos de las empresas refinadoras y ponen una presión adicional a un mercado de combustibles, que viene ya con algunas variables distorsionadas.

En ese contexto, todas las miradas se posan hoy en lo que puede ocurrir con los precios de los combustibles en  los surtidores una vez que pasen los comicios legislativos del 14 de noviembre, cuando el Gobierno se sienta con las manos más libres, en términos electorales, para autorizar aumentos en el precio final de la nafta y el diésel.

Estimaciones del mercado indican que el impacto en las naftas del aumento autorizado por la Secretaría de Energía pueden ir desde 0,7% hasta 1,2%,  dependiendo de quién haga el cálculo, aunque todos coinciden en que es un costo adicional que no se trasladó ni se trasladará a los precios en surtidor. Al menos no en lo inmediato.

[El sindicato de biocombustibles presiona a Alberto para que haga cambios en la reglamentación de la ley]

Es que en un escenario en el que desde mayo hay un virtual congelamiento del precio de los combustibles al consumidor final por parte de YPF, la petrolera estatal, todo el mercado se termina moviendo mueve en el mismo sentido.

Si bien es difícil cuantificar el impacto total de la suba de costos desde que se congelaron los precios de los combustibles, y pese al hermetismo que hay en el mercado, EOLpudo saber queel atraso actual, incluyendo este aumento, en biocombustibles es de 2,5%”.

Por cierto, aquí incide la evolución de algunas variables clave en el negocio de refinación, como son el tipo de cambio y la inflación, a los que se suma otro factor decisivo en la estructura de costos, el precio del barril de crudo.

Desde que se ajustaron por última vez los precios de las naftas y el diésel a mediados de mayo, el tipo de cambio (oficial mayorista) se incrementó un 4,3% pasando de $ 94,01 por dólar el pasado 13 de mayo a $ 98,09 la unidad del billete verde al cierre de esta edición.

En cuanto al barril de crudo Brent –cerró a 69,65 dólares el viernes pasado- tuvo una suba de casi 6 dólares o el 9,2% en este período, aunque en este caso hay que recordar que el mercado local opera con una cotización del barril en torno a 55 dólares por un acuerdo entre refinadoras y productoras.

La variable inflacionaria, en tanto, es una de las que más pesa, en lo inmediato y con vistas al futuro cercano. En los primeros siete meses del año la inflación minorista marca un avance del 29,1%, al que se sumará en agosto cerca de un 3% adicional.

Es que en lo que va del año los combustibles acumulan seis aumentos, 2,9% y 3,5% promedio en enero, en febrero fue de 1% en naftas y 1,9% en gasoil, 7% promedio a mediados de marzo, 6% en abril y 5% en mayo -5,5% en el AMBA-.

[El precio de la nafta aumenta un 5% y no se ajustará más en lo que resta del año]

Este combo mete presión al mercado de combustibles y genera condiciones para que pasadas las elecciones se autorice algún tipo de corrección. Algunos estudios preliminares indican que la proyección de atraso en los precios finales hacia octubre sería entre 3,5% y 4%.

En lo inmediato, la resolución 852 fijó en $ 59,35 por litro el precio de adquisición del bioetanol elaborado tanto a base de caña de azúcar como de maíz, destinado a su mezcla obligatoria con nafta. Se aplicará a operaciones correspondientes a septiembre y tendrán vigencia hasta la publicación de un nuevo precio que lo reemplace.

Por su parte, la resolución 853 estableció en $ 122.453 por tonelada el precio de compra del biodiésel destinado a mezcla obligatoria con gasoil para las operaciones correspondientes a este mes. Sin embargo, también se fijó en $ 124.900 para octubre y en $ 127.400 para noviembre. En el biodiésel, los tres aumentos, de 9,33% en setiembre, 1,99% en octubre y 2% en noviembre, totalizan un incremento de 13,75%.