Inicio Ambiente Comienza el invierno: consejos para ahorrar energía y gastar menos

Comienza el invierno: consejos para ahorrar energía y gastar menos

Así como hay distintas formas de calefaccionar nuestro hogar, también hay distintas consecuencias en la factura. Cómo hacer un buen uso de los artefactos y para abaratar nuestras tarifas.
blank

Con la ola polar que está experimentando gran parte del territorio nacional, el inicio del invierno se da de hecho y se adelanta apenas unos días a lo que indica el calendario. El contexto de confinamiento, el trabajar desde casa y menos horas de luz natural durante la totalidad de la jornada hacen que el usuario ponga más atención a los modos de calefaccionar su hogar, de manera de ser lo más eficiente posible en términos de consumo energético, ya que esto termina repercutiendo en la factura. Por ende, si hacemos un uso más inteligente de nuestra energía, la posibilidad de ahorro será mayor.

Los costos no sólo se atan al valor de producto o artefacto que utilizamos para calefaccionar nuestros espacios, sino también al consumo energético que implica cada uno de ellos. Según indica Edesur, los paneles eléctricos para calefacción “son la vía más adecuada si queremos levantar la temperatura del ambiente sin que el impacto sea fuerte en la factura de electricidad”. Estos consumen 0,60 kw por hora, lo que significa un costo de $2,76 por hora de uso.

La segunda opción menos costosa es el radiador eléctrico estándar, que por hora de uso genera un costo de $4,42. Por encima de estos valores está el aire acondicionado, el cual redunda en un gasto de $4,65 por hora de uso, siempre y cuando el equipo se coloque en los 20° del modo calor. Por cada grado que nos excedemos de los 20, caemos en un 8% extra de gasto energético.

Y, en cuarto lugar, la alternativa más cara al momento de calefaccionarse está el caloventor, que, a pesar de su menor tamaño en comparación con los artefactos antes mencionados, es el que implica un mayor consumo eléctrico. La traducción en la factura es de un gasto que duplica incluso al del aire acondicionado: a razón de 2kWk, el gasto escala a $9,20 por hora.

[ El Gobierno confirmó que la tarifa de gas finalmente aumentará un 6% a partir de junio ]

Sin embargo, los artefactos eléctricos no son el único factor en el que hay que detenerse a la hora de pensar si estamos logrando una eficiencia energética en nuestro espacio. Para ser más eficientes también necesitamos necesario aislar correctamente los ambientes de modo que el calor no se pierda, conscientes también de que las filtraciones de frío, por ejemplo, no repercuten del mismo modo en un hogar que cuenta con el ingreso de sol en algún momento del día que otro que no cuenta con ningún horario de sol en su espacio durante toda una época del año. En definitiva, ser eficientes es también hacer un buen uso de la entrada de sol a nuestro lugar, si contamos con esa posibilidad.

[20 consejos para ahorrar energía en el verano]

¿Cómo podemos hacer un buen uso de la energía en casa durante el invierno?

– Limpiar periódicamente los aires acondicionados para evitar un sobre consumo.

– Colocar burletes en puertas y ventanas para conservar la temperatura interior.

– Chequear ventanas y puertas para minimizar al máximo las filtraciones de aire frío

– Apagar los pilotos de los artefactos a gas como calefones cuando no se utilizan. Representan el 14% del consumo de gas.

– Instalar ventanas con doble vidrio hermético.

– Reemplazar electrodomésticos viejos que no tengan una etiqueta que certifique alta eficiencia energética.

– Evitar abrir el horno innecesariamente. Cada vez que se abre se pierde el 20% del calor interno.

– Cocinar con ollas tapadas reduce en un 20% el consumo de gas.