Inicio Actualidad El sindicato de biocombustibles presiona a Alberto para que haga cambios en...

El sindicato de biocombustibles presiona a Alberto para que haga cambios en la reglamentación de la ley

El gremio se suma al reclamo de los productores, quienes están en alerta por las consecuencias que tendrá la nueva normativa. Preocupación por los puestos de trabajo.
blank
Fuente: Télam.

La Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles (F.A.Si.Pe.G y Bio) exige al gobierno nacional una reformulación de la ley de biocombustibles que logró aprobar el oficialismo después de sortear varios escollos.

El reclamo gremial se vale de dos demandas fundamentales: el fijar un esquema que permita la previsibilidad suficiente de modo de prever los precios mes a mes y la determinación del corte en conjunto con el precio, además de “pautas precisas que justifiquen la excepcionalidad que representa cada disminución en el corte”.

Así lo sostuvo Gabriel Matarazzo, tesorero del gremio, mediante un comunicado en el que parte de la premisa de que los problemas del sector se “verán incrementados frente a la reglamentación de la normativa”. Problemáticas que, en última instancia, terminará afectando a los puestos de trabajo de la industria, considera.

Sumado a esto, sostienen que la normativa debe adoptar “una perspectiva que priorice a los trabajadores de las PyMEs aceiteras, quienes verán cada vez más difícil o imposible negociar sus paritarias”.

Matarazzo remarca que, para considerar el abastecimiento del aceite, es esencial tener pautas claras sobre las variables precio y porcentaje de corte. “En un escenario tan cambiante, seguramente, las aceiteras no tendrán manera de saber si las plantas de bio les van a comprar. Los bancos, por su parte, podrán negarse a otorgar financiación ante la falta de garantías de cobro”.

[ El Senado aprobó la ley de Biocombustibles y se espera un guiño de Alberto en la reglamentación ]

En línea con lo que señalaron los legisladores de las provincias productoras –esencialmente Córdoba y Santa Fe– que tienen como principal insumo al maíz a la hora de la producción, las productoras nunca vieron con buenos ojos la posibilidad de que la Secretaría de Energía pueda determinar una baja en el corte según los precios internacionales de los commodities agrícolas.

Como lo señalaban los productores, la pandemia golpeó duro al sector y son varios los que entienden que, sumado a esta situación global, la reglamentación de una nueva ley –en oposición a su deseo de prorrogar la ley, sancionada por el propio Néstor Kirchner, que estuvo vigente durante 15 años– podría dar un golpe letal a la totalidad del sector.

“Por encima de todo, cabe señalar la realidad acuciante que les tocará atravesar a los trabajadores, sobre quienes, indudablemente, recaerá el peso de todas estas dificultades a la hora de discutir sus paritarias”, dice Matarazzo.

Él argumenta que las productoras de biodiesel “desconocen si van a poder cumplir con los incrementos”, por lo que, al no contar con “certezas sobre la viabilidad del negocio a largo plazo, es muy probable que también encuentren problemático retener al personal especializado”.