Inicio Actualidad El plan del Gobierno con IEASA, la empresa estatal con la que...

El plan del Gobierno con IEASA, la empresa estatal con la que busca intervenir el mercado energético

El decreto que la empodera es parte de un programa más amplio que apunta a incrementar sus facultades para funcionar como firma testigo y auditar costos.
blank
El secretario de Energía, Darío Martínez, junto al presidente de IEASA, Agustín Gerez.

En otro paso más hacia una mayor intervención estatal en la economía, el Gobierno decidió acelerar el empoderamiento de IEASA con un decreto que forma parte de un plan mucho mayor para ganar centralidad en la política energética.

El DNU 382 publicado este miércoles en el Boletín Oficial deroga el permiso de privatización de activos públicos ordenado por la administración Macri, le asigna a la ex Enarsa el control accionario de una serie de centrales termoeléctricas y la vuelve a habilitar para la exploración offshore.

“Estamos reconduciendo los destinos de esta empresa bajo los lineamientos y las promesas propuestas en el año de su creación, 2004. A partir de hoy, el Estado vuelve a reposicionarse como un actor central dentro del sector energético”, celebraron desde IEASA.

[Imputan a Macri por irregularidades en la venta de dos centrales termoeléctricas]

Se trata de apenas el puntapié inicial hacia un sendero de mayor protagonismo de la compañía ideada por Julio De Vido, que buscará actuar como empresa testigo del sector y alcanzar un mayor conocimiento de los costos en toda la cadena.

Según revelaron a EOL desde la Rosada, el plan está dividido en tres áreas bien diferenciadas. En primer lugar, el control de un recurso estratégico como el gas natural, del cual tanto depende la matriz energética argentina. En ese sentido, IEASA quiere integrarse verticalmente desde la exploración y explotación de yacimientos offshore hasta la operación y mantenimiento de gasoductos.

blank
Darío Martínez y Federico Basualdo reunidos en el edificio de IEASA con sus autoridades.

Por otro lado, aumentará su participación en el segmento de generación eléctrica, no solo a partir de las nuevas usinas de Ciclo Combinado que le fueron otorgadas como Manuel Belgrano y Timbúes, sino también con futuras centrales hidroeléctricas.

[YPF recibirá USD 560 millones por el impuesto a las grandes fortunas y ya se debate en qué proyectos invertir]

“La generación es el segmento de menor participación del Estado. Podemos alcanzar un conocimiento profundo de los costos como empresa testigo y generar energía sin rentas extraordinarias, con un nivel de gastos que se circunscriba a la operación y el mantenimiento”, sostienen.

Finalmente, pretenden consolidar a IEASA como el brazo ejecutor de la obra pública energética del país, un lugar que ven vacante porque el Ministerio de Obras no se mete en el sector energético. “Tenemos el recurso humano técnico para hacerlo y se corre con la ventaja de ser una Sociedad Anónima que no debe atravesar distintos estamentos burocráticos. Eso aporta un nivel de agilidad que la secretaria de Energía no tiene. Es el mejor de los mundos para obra pública, para exploración y explotación”, explican.

Las nuevas funciones se sumarían a la gestión de una caja superior a los 500 millones de dólares por la recaudación del impuesto a las grandes fortunas que se deberá invertir en YPF y el ingreso al negocio del hidrógeno y el litio como se dispuso a principios de año.

blank