Inicio Electricidad El Mundial de Cammesa: cómo funcionó el despacho eléctrico durante Qatar 2022

El Mundial de Cammesa: cómo funcionó el despacho eléctrico durante Qatar 2022

Cómo suele suceder en los partidos de fútbol más importantes, la demanda presentó comportamientos inusuales que derivaron en medidas de seguridad adicionales. La particularidad de ser el primer mundial en época estival.
Telam.

En un país tan futbolero como la Argentina, las empresas se ven obligadas a paralizar sus actividades durante los partidos del mundial. Incluso en obras de absoluta prioridad ejecutadas en el medio de la nada como el gasoducto Néstor Kirchner, los campamentos están equipados con televisores para que todos los empleados puedan ver los partidos. Por el contrario, en Cammesa tienen que trabajar en condición de alerta para poder adaptarse a las bruscas variaciones en la curva de demanda eléctrica.

Se trata de un fenómeno típico de estos eventos deportivos que se debe a la simultaneidad en el comportamiento de millones de personas volcadas a un medio de comunicación (principalmente televidentes) para realizar el seguimiento de los partidos, acentuándose durante días hábiles y en la medida en que la selección avanza a las distintas instancias de la competencia.

En líneas generales, en todos los encuentros se produce una curva en forma de W por la fuerte reducción del consumo antes del inicio del partido, un repentino salto en el entretiempo -por el simple hecho de calentar agua para el mate, el té, la apertura de la heladera o el encendido de la cocina-, una nueva caída el inicio del segundo tiempo y un crecimiento todavía más brusco al finalizar el partido.

Sin embargo, como este mundial tuvo la particularidad de ser el primero en la historia en llevarse a cabo durante el inicio del verano y no en pleno invierno como es costumbre, en los encuentros que se jugaron por la tarde, en lugar de la subida habitual que se daba en invierno sobre el final de los partidos, la demanda continuaba bajando realizando el comportamiento natural de un día caluroso.

Es por eso que el partido más desafiante para el despacho eléctrico fue el primero contra Arabia Saudita ya que, al jugarse a las siete de la mañana, sí fue seguido de un incremento notable en el consumo eléctrico. En este caso, la demanda tuvo un fuerte incremento de aproximadamente 1000 MW media hora antes del inicio del encuentro, registró una suba de 1000 MW (8%) durante el entretiempo y otro salto de 2000 MW (15%) en la hora posterior a fin del partido, según retrata un informe de Cammesa.

 “Se realizaron despachos de seguridad para garantizar el suministro de energía, se maximizaron las reservas rotantes operativas, no se autorizaron mantenimientos programados y así fue posible abastecer las grandes variaciones de la demanda sobre todo en el primer partido contra Arabia Saudita”, explica el Ingeniero Despachante de Generación de Cammesa, Juan Nicolás Gómez.

Otras particularidades se vieron en el partido contra Países Bajos por las tormentas que se produjeron en simultáneo, y en la final contra Francia donde, por ser al mediodía, “nosotros esperamos que la demanda baje abruptamente, pero la gente se quedó almorzando y recién salió a festejar en horas de la tarde y ahí fue donde se apreció el descenso de demanda al que estamos acostumbrados”, indicó Juan Pablo Mirable, Jefe de Turno en el Centro de Control de Cammesa.

Entre las medidas de seguridad que suelen tomarse para afrontar estas variaciones de demanda, se encuentran: la operación con todas las líneas del Sistema de Transporte en Alta Tensión en servicio, el cese de intervenciones programadas, la adecuación del despacho de generación vigilando estrictamente los límites de seguridad de las distintas regiones, el despacho del parque hidráulico con la mayor cantidad de unidades en servicio posibles para lograr mayor reserva rápida, el aumento de las reservas para regulación de frecuencia a valores superiores a las requeridas por normativa, la ejecución de órdenes de entrada o salida de servicio de unidades hidráulicas anticipándonos a la tendencia de la demanda, y el monitoreo de manera continua las condiciones meteorológicas en el SADI, con el sentido de identificar eventuales tormentas intensas, asociadas a fuertes vientos y/o descargas atmosféricas para adoptar medidas de seguridad complementarias a fin de atenuar las consecuencias de eventuales contingencias.