Inicio Ambiente El impacto de la eficiencia energética en el sector industrial

El impacto de la eficiencia energética en el sector industrial

Es el principal consumidor de energía a nivel mundial, lo que no solo se traduce en generación de emisiones de gases de efecto invernadero, sino también en otros residuos especiales y peligrosos.
blank
Emisiones. Fuente: Greenpeace.

Hacia el 2018 la industria manufacturera ha emitido 8,5 Gt de Co2, de lo cual aproximadamente un 25% corresponde a hierro y acero, el siguiente 25% con cemento, química y petroquímica y el 30% pulpa y papel, aluminio y otras industrias. 

Sin embargo, según los escenarios de desarrollo sostenible al 2030, en 12 años el nivel de emisiones tendría que bajar de 8,5 Gt a 7,5 Gt. Aunque no pareciera un valor muy significativo, estos escenarios consideran diversas realidades y tecnologías por países que deben ir acompañados por planes de acción para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuir a la mejora en la gestión ambiental de las industrias. 

[Advierten que las emisiones de metano son la segunda causa más importante del calentamiento global]

A lo largo de los años, el consumo energético final en el sector industrial, se mantuvo relativamente constante (ver gráfico consumo final por sector entre 1971 y 2018). Es decir, en casi 50 años, la representación del sector industrial se mantuvo en 38% liderando los consumos, seguido por transporte y luego por el residencial (año 2018).

blank
Consumo total final por sector, Fuente: IEA.

No sólo el consumo energético de la industria es el principal de todas las actividades y se mantiene casi constante en el tiempo, sino que en casi 50 años pasamos de más de 4 mil Mtoe (millones toneladas equivalente de petróleo, unidad de energía utilizada en los balances energéticos) a casi 10 mil Mtoe. A su vez, también ocupa el puesto número uno de consumidor de energía eléctrica, representando casi un 40% en el 2018 (ver gráfico abajo).

blank
Consumo mundial de electricidad por sector, Fuente: IEA. 

Se trata de un sector caracterizado por su heterogeneidad. A diferencia del residencial donde conviven edificios y viviendas muy similares, es muy difícil encontrar dos fábricas iguales. El sector industrial abarca desde empresas muy pequeñas a muy grandes, con variedad de personal, diferencias en el nivel de tecnología y transformación de materias primas según el rubro. 

Su alto consumo de energía se debe a la necesidad de transformar la materia prima en un producto o servicio. Se utiliza desde varias fuentes, tanto de sectores energéticos externos -es decir aquellos que provienen de fuentes externas que llegan hasta la planta como la electricidad, el gas natural, los combustibles líquidos- pero también internos -aquellos que se transforman o generan dentro de la planta-.

[Eficiencia Energética, la energía más limpia y económica]

¿Cómo reducir las emisiones en el sector industrial? 

Se pueden encontrar oportunidades de mejora vinculadas con la eficiencia energética tanto por medio de acciones de gestión -aquellas de menor inversión y basadas en la supervisión y control, obteniendo ahorros de energía y materia prima- , como también aquellas inversiones intermedias y mayores con cambios tecnológicos, acompañado de capacitaciones. De esta forma, no sólo resulta en beneficios economicos para la industria, sino también ambientales, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

  • Utilizar tecnologías más eficientes en motores eléctricos
  • Evaluar y optar por tecnologías adecuadas y/o eficientes en calderas, quemadores, sistemas de refrigeración. 
  • Implementar sistemas de recuperación de condensado y/o calor residual, retornando el calor residual y aprovechandolo en otros usos.
  • Reemplazo de luminarias por tecnologías adecuadas y eficientes, por ejemplo LED. 
  • Revisar los aislamientos, filtros, válvulas, trampas y purgas por medio de revisiones periódicas de mantenimiento, ya que  influyen en los niveles de eficiencia energética
  • Revisar parámetros operativos de equipamientos y dispositivos.
  • Instalar variadores de velocidad.
  • Evaluar la calidad de los vectores energéticos, por ejemplo del poder calorífico del gas que se consume, puede haber casos donde se entreguen menos calorias que las contratadas.
  • Instalar sensores, controles electrónicos, automatismos y maniobras inteligentes. 
  • Aplicaciones en cogeneracion y en lo posible trigeneración. Cogeneración: producción de energia térmica a partir de la produccion de energia electrica, como resultado de ese calor que sale del proceso termodinamico. En ese sentido tmb se puede apuntar a trigeneración. 
  • Capacitar al personal.

[El aprovechamiento energético con el residuo de otro proceso]