Inicio Actualidad El Gobierno quita subsidios eléctricos a grandes industrias y comercios

El Gobierno quita subsidios eléctricos a grandes industrias y comercios

La medida se aplica para aquellos usuarios no residenciales que tengan un consumo mayor a los 300 kv por día.

La Secretaría de Energía resolvió quitar el subsidio a la energía eléctrica a casi 3000 usuarios que tienen un consumo de más de 300 kv diarios, que no pertenecen al ámbito residencial sino al comercial e industrial.

Según determinó el Gobierno, en la Resolución 131/2021, con esta nueva normativa se alcanza a un total de “2.900 grandes consumidores sobre unos 650.000 pequeños y medianos comercios, talleres, industrias y prestadores de servicios, que tenían un subsidio que significaba un diferencial de costos y un beneficio con respecto a sus competidores en la provisión de los mismos bienes y servicios”.

Entre estas industrias que ya no contarán con la tarifa subsidiada hay desde fábricas automotrices hasta grandes espacios comerciales y petroleras. Desde el área de Energía, remarcan que “la medida no alcanza, ni impacta de forma alguna en los 15 millones de usuarios del servicio de distribución de energía eléctrica por redes”, sino que aquellos usuarios que ahora pasarán a pagar la totalidad del costo real de la energía eléctrica son exclusivamente los comercios que consuman más 300 kv por día.

[ Fuerte señal de Guzmán a la suba de tarifas: “los subsidios se pagan de alguna forma” ]

“Hemos tomado esta medida para remediar inequidades que provocaban distorsiones en el costo de la electricidad entre empresas de similares tamaños y actividades, algunas de las cuales pagan el precio monómico y no tenían acceso a la tarifa subsidiada, de la que gozaban sus competidoras”, dijo Darío Martínez, Secretario de Energía.

Algunas voces aseguraban que esta iniciativa estaba siendo estudiada por el Gobierno desde hace algunos días, en el marco de revisión de la aplicación de los subsidios a la energía que busca llevar adelante el ministro de Economía Martín Guzmán, quien, en 2021, pretende reducir en $70.000 millones el presupuesto destinado a Cammesa.

De este modo, con incrementos que podrían alcanzar hasta el 70% para dichos actores, la Secretaría estima que el ahorro que permitiría esta “corrección de desequilibrio entre grandes usuarios de la energía eléctrica” rondaría los $35.000 millones.

[ Las distribuidoras marcan la cancha y hablan de un atraso de tarifas del 80% contra la inflación ]

Además, Martínez señaló que se ha “mantenido expresamente a escuelas, hospitales y universidades públicas dentro de la tarifa subsidiada, otorgándole el tratamiento diferencial que les corresponde por la jerarquía e importancia social de la actividad que desarrollan”.

En el ámbito residencial, el esquema tarifario aún no está definido, sin embargo –con el reclamo constante de las distribuidoras sobre su espalda– el Gobierno sabe que no va a poder demorar mucho tiempo más la actualización de tarifas, lo que al momento se encuentra en proceso de audiencia pública para definir en qué monto aumentará dicho servicio.