Inicio Oil & Gas El Gobierno quiere postergar la suba de impuestos a las naftas para...

El Gobierno quiere postergar la suba de impuestos a las naftas para evitar un ajuste en diciembre

Así lo reveló el presidente de YPF, Pablo González, quien afirmó que todavía no está confirmado ningún aumento en el surtidor.
blank

A tres días de las elecciones, cuando empezaban a circular versiones de un inminente aumento de naftas para el mes de diciembre, el presidente de YPF aseguró que todavía no hay nada definido y que buscarán postergar la suba de impuestos al combustible a fin de evitar un ajuste antes de fin de año.

Los rumores crecieron tras reuniones de la cúpula de la petrolera con inversores de Wall Street, donde el diario Clarín afirmó que se realizó una promesa de ajuste en los precios del surtidor para el próximo mes, cosa que Pablo González desmintió por completo.

“Nadie afirmó que la nafta aumenta como dice el diario. Me parece que se quiere compensar la buena noticia que estábamos dando el día anterior: que YPF aumentó su producción, que se ganaron 23 mil millones en un trimestre y que redujimos la deuda a niveles del año 2015”, subrayó.

Pero más allá de la publicación de este medio, las dudas se incrementaban porque en diciembre debe actualizarse el impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono.

[YPF reporta ganancias por USD 237 millones, pero empieza a sufrir el efecto congelamiento]

“La secretaría de Energía de la Nación está trabajando en prorrogar ese vencimiento hasta tanto la Ley de Promoción de Actividades Hidrocarburíferas lo resuelva. Si no se saca una prórroga antes de fin de mes, eso va a pasar; pero se está trabajando para que no suceda”, dijo González en ese sentido.

Si bien el presidente de YPF dice que no hubo congelamiento y que se trató del plan de negocios de la compañía, lo cierto es que la inflación avanzó mucho más rápido que los aumentos de principios de año y generó una brecha muy grande con los precios internacionales.

Y más allá de que los combustibles no se tocan desde hace seis meses, el precio del barril comercializado a nivel local se ubica a casi 30 dólares de diferencia del Brent. Es por eso que las negociaciones para un ajuste en el surtidor ya comenzaron y son reconocidas en todo el sector.

Sin embargo, una actualización tributaria significaría un incremento que no traería beneficio alguno para las empresas, que apenas trasladarían un costo nuevo impuesto por el gobierno. De ahí la búsqueda de la prórroga.

Según destacaron a EOL fuentes del sector, lo más probable es que la suba se materialice en enero para no agregar un elemento de conflictividad al históricamente tan delicado mes de diciembre.