Inicio Actualidad El Gobierno presentó el proyecto de Movilidad Sustentable y se ilusiona con...

El Gobierno presentó el proyecto de Movilidad Sustentable y se ilusiona con inversiones por USD 8.300 millones

El plan establece una serie de estímulos para generar 21.000 puestos de trabajo y exportar unos 5.000 millones de dólares por año.
blank

En línea con el perfil “productivista” que el Gobierno está pretendiendo mostrar en este tramo de su gestión, este martes se presentó el proyecto de ley de Movilidad Sustentable que apunta a convertir a la Argentina en un gran polo regional de autos eléctricos.

La iniciativa fue anunciada por el ministro Matías Kulfas y el secretario Gustavo Béliz, luego de una recorrida junto al presidente Alberto Férnandez por la fábrica de Toyota en Zárate, donde pudieron ver una serie de vehículos propulsados con fuentes de potencia no convencionales.

El texto propone un régimen de promoción a 20 años, al igual que la ley de hidrocarburos, donde se aspira a generar 21.000 puestos de trabajo e inversiones por 8.300 millones de dólares para el 2030: 5.000 millones en terminales automotrices, 1.500 millones en sectores autopartistas y por 1.800 millones de dólares en el rubro de fabricantes de baterías.

[Los planes de las automotrices para fabricar vehículos eléctricos en Argentina]

A través de una serie de beneficios impositivos y financiamiento a largo plazo, el objetivo será poder exportar unos 5.000 millones de dólares al año y subirse a una carrera tecnológica que recién está comenzando de la mano de la transición energética global.

“Este es un proyecto para la Argentina y para el mundo que se viene. Argentina tiene dos opciones: o se pone a trabajar en serio para ser un país que adopte y produzca tecnologías, o lo va a terminar viendo de afuera y va a ser un mero importador”, indicó Kulfas.   

Entre los beneficios del proyecto para la demanda se destaca la entrega de un bono verde para quienes compren autos eléctricos, que podrán descontar de manera directa del precio del vehículo, de artículos auxiliares como los cargadores, y se removerá de la base imponible de bienes personales a dichos vehículos.

[¿En qué fecha el mundo dejará de vender autos a naftas?]

Asimismo, prevé beneficios para la oferta, que incluye terminales, autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores. Serían temporales, con una duración de 20 años, y decrecientes en el tiempo para acelerar las inversiones.

También impulsa un Fondo Fiduciario de la Movilidad Sustentable (FODEMS) que garantice la disponibilidad y sustentabilidad de financiamiento que requerirá el régimen a lo largo de sus 20 años, que tomaría fondos de diversas fuentes y los aplicaría a la inversión necesaria para la reconversión.

Por su parte, el titular de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) y presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero, dijo que “la industria automotriz genera más de medio millón de empleos en la Argentina y no puede perder el tren de la movilidad sustentable”.

blank

La pata ambiental

Además de la importancia para la economía argentina, los funcionarios destacaron el rol ambiental de esta normativa en una política de transportes que todavía no está clara, pero que será vital en todo el mundo para enfrentar los desafíos del cambio climático.

[El precio del litio podría triplicarse y abre una oportunidad para la Argentina]

“Vimos que el presidente Joe Biden anunció un plan para llegar al 2030 con la mitad de los vehículos eléctricos fabricados. Hoy nosotros agregamos otro elemento en esta sostenibilidad ambiental”, dijo Kulfas.

En ese sentido, el texto plantea que desde el año 2041 no podrán comercializarse vehículos con motor de combustión interna nuevos en el territorio nacional, con lo que se espera obtener un ahorro acumulado de 10.7 millones de toneladas de CO2 equivalente. 

“El New Deal estuvo basado en la construcción de automóviles y autopistas. Tenemoes que crear ese New Deal sustentable y qué mejor que hacerlo a través de una transición justa de la industria automotriz”, agregó Béliz, siempre alineado con la agenda de los organismos internacionales. 

blank