Inicio Renovables El ex Puma Agustín Pichot firmó un acuerdo para desarrollar hidrógeno verde...

El ex Puma Agustín Pichot firmó un acuerdo para desarrollar hidrógeno verde en Río Negro

El hoy representante de la empresa australiana Fortescue Metals, se reunió con Matías Kulfas y la gobernadora Arabela Carreras
blank
Arabela Carreras (gobernadora de Río Negro), Matías Kulfas (ministro de Desarrollo Productivo) y Agustín Pichot (titular de Fortescue Future Industries en América del Sur).

Con el ex Puma Agustín Pichot como uno de los principales artífices en la negociación, el Gobierno anunció un acuerdo con la empresa australiana Fortescue Future Industries, que trabaja en la construcción y desarrollo de renovables, para la implementación de proyectos verdes en el país, con foco principal en el desarrollo del hidrógeno verde en la provincia de Río Negro.

En una reunión de la que fue parte el ex capitán del seleccionado argentino de rugby y hoy titular de la compañía para la región de América del Sur; el ministro Matías Kulfas y la gobernadora rionegrina Arabela Carreras, las partes concretaron un acuerdo que contemplará la realización estudios de factibilidad, el financiamiento, la construcción, el desarrollo y la operación de proyectos vinculados a las fuentes limpias.

[ “El hidrógeno puede ser la segunda soja de Argentina” ]

Según indicaron, se espera que la mayor parte del recurso humano provenga de Río Negro, provincia que dese hace tiempo fomenta la implementación de proyectos vinculados al hidrógeno, en el que encuentra potencial gracias al recurso del viento, la consecuente capacidad instalada de eólica en su territorio, a lo que se suma el recurso del agua.

“Vamos a impulsar el crecimiento de la industrialización limpia y desarrollar múltiples tecnologías, generando nuevos puestos de trabajo y un nuevo camino para la provincia”, dijo la gobernadora, quien hizo hincapié en la posibilidad de desarrollar el hidrógeno verde en su provincia y otros proyectos que tendrán el fin último de mitigar los efectos del cambio climático.

[ ¿Cómo es el proyecto de ley que propuso Kulfas para promocionar al hidrógeno? ]

Ya desde fines del año pasado, el Gobierno estaba negociando con Fortescue. En una reunión de la que Alberto Fernández había sido parte, también con la participación de Agustín Pichot, el presidente de la firma, Andrew Forrest, había ratificado el interés en invertir en el país: “Somos una empresa de energía de punta que contrata gente y capacitamos gente, y eso queremos hacer en la Argentina. Estamos acá para que la Argentina sea líder mundial en energía renovable y para que sea exportadora”.

Semanas atrás, en diálogo con EOL, Andrea Confini, secretaria de Energía de Río Negro señaló que allí cuentan con “una capacidad de generación eólica muy grande y las proyecciones son increíbles a nivel mundial”. Definió a Río Negro como una suerte de “Vaca Muerta del hidrógeno”, y subrayó que “hay muchos países interesados con los que vamos trabajando e interactuando”. Por lo pronto, hoy, queda confirmado el arribo de la multinacional australiana en los recursos de Río Negro.

[ “Río Negro es como la Vaca Muerta del hidrógeno verde” ]

“No estamos hablando solo de una industria nueva –remarcó Pichot tras la reunión–, sino también de una industria que se va ocupar de nuestras futuras generaciones. Como líderes tenemos esa responsabilidad. Tanto hablamos del cambio climático, de sustentabilidad. Este es un momento para poder realmente ocuparnos del problema y dar una solución, sin cosas cruzadas ni complejas; sino algo tan simple como el hidrógeno verde”.

Surgida en 2003, Fortescue Future Industries es el mayor productor de mineral de hierro a nivel global ya la fecha habría invertido 1.000 millones de dólares en la descarbonización de sus procesos. Propietaria de Argentina Minera (AMINSA), tres años atrás la empresa obtuvo las concesiones de las áreas mineras de Calderón, Calderoncito y Rincón de Araya, en la provincia de San Juan.

“El problema ambiental, el tema del cambio climático tiene cada día respuestas concretas desde la tecnología, desde la ciencia, desde la industrialización, y requiere un esfuerzo de organización política. Está claro que las soluciones técnicas van a ser implementadas si logramos una buena articulación entre los gobiernos nacionales, provinciales, y el sector privado, y que entre todos conformemos un verdadero círculo virtuoso que nos permita avanzar hacia este gran objetivo que es el Desarrollo Productivo Verde”, aseguró Kulfas.

En el Gobierno se entusiasman con que la recuperación de IMPSA, proveedor estratégico del sector energético recientemente estatizado, servirá como impulso para desarrollar la industria de renovables y para la cadena del hidrógeno.