Inicio Actualidad El ENRE aprobó la venta de Edenor y confirma la compra de...

El ENRE aprobó la venta de Edenor y confirma la compra de Grupo Vila-Manzano-Filiberti

La operación se conocía desde su anuncio en diciembre y ahora es ratificada por el Gobierno. Pampa Energía vende por USD 100 millones el 51% del que era dueño, en un escenario financiero muy complicado que deberán asumir los nuevos propietarios.
blank

El ENRE dio el visto bueno a la compra del 51% de la distribuidora de energía eléctrica Edenor por parte del grupo empresario que encabezan Daniel Vila, José Luis Manzano y Mauricio Filiberti a Pampa Energía, firma que había acordado la venta en diciembre pasado. Tras la aprobación técnica del ente regulador, el dictamen pasa a la esfera de Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), instancia en la que se terminaría de concretar la operación.

Son 100 millones de dólares los que deberán pagar los empresarios a la compañía que conduce Marcelo Mindlin, como parte de un acuerdo que también incluye el pago de una deuda que Edenor arrastra desde hace y que escala a más de USD 98 millones. De este modo, los nuevos dueños deberán afrontar la cancelación de una serie de Obligaciones Negociables (ON) que tienen vencimiento en octubre del año que viene.

Esta operación se da en medio de una situación financiera que tiene a la distribuidora eléctrica tras las cuerdas y cuya acumulación de problemas y pasivos, argumentan desde la empresa, se debe a un congelamiento tarifario que rigió desde febrero de 2019 y que recién ahora ve su primera actualización.

Con el golpe que significó la pandemia para las distribuidoras en el país, Edenor entendió que no es suficiente la actualización tarifaria acordada de un 9% como único aumento para lo que resta del año. “Si bien los nuevos cuadros tarifarios implican un incremento parcial del Costo Propio de Distribución y permiten una leve mejora en la situación económica-financiera, no es suficiente para sostener los costos operativos e inversiones del servicio eléctrico”, sostienen desde la empresa.

Los números muestran que el primer trimestre del 2021 derivó en una baja interanual en sus ingresos por $8.342 millones (28%) y una pérdida neta de $656 millones. Al mismo tiempo, se suma la deuda que aún tiene con Cammesa y que hoy sobrepasa los $14 millones.

[ Edenor registró pérdidas por más de $650 millones en el primer trimestre y cuestiona la actualización tarifaria ]

En la actualidad, Edenor provee energía eléctrica a cerca de tres millones de usuarios. Cuenta la concesión para distribuir electricidad en el noroeste del Gran Buenos Aires y en la zona norte de CABA, en una superficie total de 4.637 kilómetros cuadrados y una población cercana a los nueve millones de habitantes.

La distribuidora esgrime que el atraso tarifario sostenido en el tiempo llevó a una baja en los ingresos de la empresa, lo que se dio en simultáneo con una inflación creciente que hizo que los costos operativos aumentaran y la demanda cayera.

Semanas atrás, también señalaron que su inversión en mejoras y mantenimiento de la red llegó a los $2.529 millones en el primer trimestre del año, es decir, según indican sus registros, una suba del 29% respecto del mismo período del 2020.

Los reclamos de actualización de la tarifa por parte de Edenor y Edesur durante el transcurso de la pandemia llevaron a que el gobernador Axel Kicillof saliera a decir que generar aumentos mayores a un dígito “es muy difícil”. A su vez, señaló que durante el gobierno de Macri las distribuidoras percibieron ganancias por 210 millones de dólares.

Además, a fines de marzo, cuando se conoció que la tarifa en provincia de Buenos Aires escalaría un 7%, remarcó que, de continuar con el esquema tarifario del gobierno anterior, debería “tener que estar anunciando ahora un aumento del 217%”.