Inicio Actualidad Escala el conflicto gremial y el Gobierno dicta la conciliación obligatoria

Escala el conflicto gremial y el Gobierno dicta la conciliación obligatoria

El sindicato de Petroleros Privados salió al cruce de los empresarios por no respetar lo acordado en la paritaria pasada. Sin acuerdo, el Gobierno dictó la conciliación obligatoria

“No se asusten cuando los llenemos de paros hasta que recapaciten”, dijo Guillermo Pereyra, titular del sindicato de Petroleros Privados, por lo que se desactiva de manera rotunda lo que parecía un acuerdo con homologación en puerta, y profundiza el conflicto gremial en el sector. De cualquier modo, en las últimas horas, el Ministerio de Trabajo de la Nación intervino en el conflicto y dictó la conciliación obligatoria para toda la industria.

El Gobierno entiende que el reloj corre y quiere poner marcha cuanto antes al sector. En el marco de la medida tomada, estipuló que gremios y cámaras deberán acudir a una reunión de conciliación el próximo miércoles 16 por la tarde.

En tono beligerante, Pereyra exigió a los empresarios que no se responsabilice a los trabajadores por la inactividad que atraviesa la industria y remarcó la necesidad de no demorar más el pago del del 16,2% adeudado de la última paritaria. “La pelota ahora queda en manos de ustedes. ¿O quieren que salgamos a buscar crédito para que ustedes puedan poner la actividad en marcha?”, sostuvo.

La Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) expresaron que no podrán afrontar la cifra que el sindicato exige de la paritaria pasada.

Además, al conflicto de la paritaria 2019 se suma la del año corriente, la cual no se sabe cuándo se llevará adelante. Tras hacer referencia al acuerdo de un 30% de actualización alcanzado por el gremio de camioneros, criticó la falta de un diálogo que apenas días atrás parecía reiniciado y encaminado con YPF y el Gobernado de Neuquén, Omar Gutiérrez, hacia la vuelta de la actividad.

Pereyra había anticipado que la compañía de bandera levantaría esta semana dos sets de fracturas en Añelo y que para final de este año habría 6 o 7 equipos. Hoy, todo parece haber vuelto a foja cero, en un contexto de parate productivo que no ve la luz al final de túnel.

“No sabemos –señaló Pereyra– cuál es el motivo por el que han dictado la conciliación obligatoria. Nosotros simplemente estamos reclamando que las empresas que adeudan millonadas de pesos paguen. No hay un conflicto colectivo, sino con las empresas, que han retenido el dinero que es de los trabajadores”. Agregó que acatarán la medida del Gobierno, al cual acusó de “malinterpretar”, pero que seguirán con los paros en caso de que las compañías no paguen “el aporte que le han retenido a los trabajadores”.

Sumado al reclamo por ambas paritarias, el sindicato planteaba en el preacuerdo la no modificación del convenio colectivo de trabajo y el retorno a la actividad en forma rotativa a modo de prevención.

Un preacuerdo en el que el Bono de Paz Social, Adicional Torre, Adicional Disponibilidad, Adicional Yacimiento, Adicional Choferes de Transporte y Adicional Torre Servicios Especiales son los conceptos que pasarían a ser no remunerativos hasta el 1 de marzo de 2021, fecha en la que la normativa podrá “extenderse automáticamente en caso que las partes entiendan necesaria su prórroga por razones coyunturales de industria”.