Inicio Oil & Gas Duro golpe al proyecto de exploración offshore: la Justicia validó la cautelar...

Duro golpe al proyecto de exploración offshore: la Justicia validó la cautelar de Montenegro

El Juzgado Federal de Mar del Plata ordenó suspender las actividades que encabeza Equinor hasta tanto no haya sentencia definitiva. Los principales argumentos del juez.
Guyana Offshore

La Justicia Federal dio lugar a la medida cautelar presentada por el intendente marplatense Guillermo Montenegro y ordenó la inmediata suspensión de las actividades de exploración que lleva adelante a empresa noruega Equinor.

Se trata de un duro golpe al proyecto para desarrollar las cuencas del mar argentino que, tras dos años de parate, habían sido habilitadas recientemente por el ministro de Ambiente Juan Cabandié. Eso motivo una serie de protestas por parte de grupos ambientalistas de la ciudad balnearia -cuyas costas son el punto terrestre más cercano a los bloques licitados- y llevó al mandatario macrista a presentar este reclamo judicial.

Ahora, el juzgado n°2 de Mar del Plata a cargo de Santiago Martín vuelve la causa a foja cero hasta tanto no haya una sentencia definitiva, lo que modificará completamente los planes de las petroleras para este año, en los que YPF depositaba grandes expectativas como aliada de Equinor.

La resolución de Martín destaca 3 puntos claves que lo llevaron a tomar esta decisión. En primer lugar, el cumplimiento defectuoso de los estándares sobre información y participación que se desprenden de la legislación vigente y del Acuerdo de Escazú.

[La industria naviera dice que el offshore podría fortalecer a la marina mercante]

En segundo término, la falta de una instancia de consulta al Municipio de General Pueyrredón en el proceso de toma de decisión. Y finalmente, las falencias del Estudio de Impacto Ambiental derivadas de la insuficiente proyección sobre los impactos acumulativos de las exploraciones a realizarse sobre el mar argentino.

Sin embargo, sugiere que la razón fundamental de su medida se explica por la necesidad de aplicar un estándar riguroso de revisión dado el potencial impacto relevante sobre el medio ambiente y sobre la actividad pesquera y turística de la ciudad de Mar del Plata.

“El impacto sobre los invertebrados marinos, los peces, los mamíferos marinos, las tortugas marinas y aves marinas, como consecuencia de la exposición al sonido irradiado por una campaña sísmica puede resultar significativo”, agrega.

Por su parte, Montenegro celebró el freno judicial y se reconoció “muy contento como marplatense”. “Que la Justicia tome esta determinación es muy importante. Era algo que nos hacía ruido, que no nos gustaba”, subrayó