Inicio Actualidad Dow da marcha atrás y confirma la continuidad de su planta en...

Dow da marcha atrás y confirma la continuidad de su planta en Santa Fe

El Gobierno se comprometió a abrir una mesa de diálogo para discutir las condiciones de competitividad necesarias para que la empresa pueda seguir operando.
blank

Luego de dos meses de negociaciones, la multinacional petroquímica Dow Chemical anunció la continuidad de su planta en la provincia de Santa Fe, ubicada en la localidad de Puerto General San Martín.

La confirmación se produjo tras una reunión de su presidente para America Latina, Javier Constante, con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matias Kulfas y el gobernador de la Provincia de Santa Fe, Omar Perotti, donde los funcionarios prometieron la apertura de una mesa de diálogo con el objetivo de discutir condiciones de competitividad.

Bajo esa premisa, Constante rubricó el compromiso de la empresa con la República Argentina y se mostró confiado en que la buena predisposición de las partes involucradas permitirá un diálogo constructivo para beneficio del cordón industrial de San Lorenzo/Puerto General San Martín y de toda la cadena de valor industrial, tanto a nivel provincial como nacional.

[¿Cómo se reinventará la petroquímica en la transición energética?]

El anuncio del cierre se había dado a mediados de agosto, lo que desató un fuerte revuelo político al interior del oficialismo, donde incluso la Vicepresidenta Cristina Kirchner llegó a pedirle a Alberto Férnandez públicamente en un acto que no permita la salida de la empresa.

Sucede que es la única fábrica que produce poliuretano en el país, un insumo estratégico para varias ramas de la industria que de concretarse este cierre, iban a tener que empezar a importar estos productos con el consecuente efecto sobre la balanza comercial argentina.

A su vez, Dow tiene importantes activos en el polo petroquímico de Bahía Blanca, que se ilusiona con poder utilizar el gas de Vaca Muerta para exportar productos con mayor valor agregado como fertilizantes, lo que necesitaría un conjunto de inversiones que, al menos hoy, no están en el horizonte.