Inicio Actualidad Por la baja en el Paraná, Yacyretá está generando un 30% de...

Por la baja en el Paraná, Yacyretá está generando un 30% de su capacidad instalada

Apenas supera los 1.000 MW de generación a raíz de una baja que encuentra su principal disparador en una de las sequías más duras de su historia que atraviesa el sur de Brasil.
Represa Yacyretá.

Las autoridades de la represa hidroeléctrica Yacyretá confirmaron que el caudal actual del río Paraná, en una baja histórica, hace que esté produciendo energía cerca de un 30% de su capacidad instalada.

Según indicó a Télam Ignacio Barrios Arrechea, director ejecutivo de Entidad Binacional Yacyretá, en la actualidad, la central hidroeléctrica más grande de la Argentina está generando por debajo de los 1.100 MW, lo que significa apenas un tercio de su capacidad técnica instalada de 3.200 MW, y con una reducción del 50% en la entrega de energía comparado con métricas promedio para esta época del año.

“La situación está afectando en la generación y en la cantidad de energía que podemos entregar a los sistemas de Argentina y Paraguay, y por ende también a la de facturación”, señaló Barrios Arrechea.

Durante junio, la represa generó en junio 789.416 MW/h, es decir, 309.260 MW/h menos que lo registrado en el mismo mes de 2020, cuando ya existían indicios de bajante. Tal como contó EOL en una nota anterior, el fenómeno termina ejerciendo presión sobre la generación que pueden aportar las centrales termoeléctricas también ubicadas a orillas del río Paraná.

[ Bajante histórica del Paraná: cuál es el impacto sobre la generación eléctrica ]

Si bien los analistas no advierten sobre escasez en la generación eléctrica en sí, la necesidad de contar con una mayor cantidad de gas y combustibles líquidos parece ser ineludible. Más aún cuando no se espera un panorama con mejorías hasta octubre, debido que está por comenzar el período de mayor sequía en Brasil.

En simultáneo, Yacyretá está atravesando un período de transformación a partir de la obra de extensión que se está llevando adelante. Se trata de Aña Cuá, una nueva represa lindante de tres turbinas que estaría en funcionamiento a partir de 2024 y que aportará una capacidad 2.000 GW/h anuales, a los 20.000 GW/h anuales que generan las 20 turbinas hoy instaladas.

Se estima que en condiciones normales, serían 60 millones de dólares mensuales los que podría estar facturando EBY, cifra que en junio apenas alcanzó los USD 30 millones. A su vez, partiendo de la base que no existe la expectativa de un mejor escenario a corto plazo, se presume que los próximos meses la facturación sería aún más baja.

Sumado a la bajante del Paraná, los ríos Iguazú y Uruguay, ambos afluentes del primero, también cuentan con un caudal muy bajo. A su vez, una gran parte de las cuencas del país atraviesan una situación similar, como es el caso de los ríos Limay y Neuquén en la Patagonia.