Inicio Ambiente ¿Cuánta energía consume Internet?

¿Cuánta energía consume Internet?

Es responsable del 2% de las emisiones de dióxido de carbono y se espera que en 2030 consuma el 21% de la energía mundial. Consejos para reducir nuestra huella digital.
Servidores, data centers.
Servidores, Data Centers.

Una de las pocas cuestiones celebradas durante la pandemia del coronavirus fueron los beneficios ambientales que trajo el teletrabajo y la comunicación digital. Sin embargo, pocos saben que el uso de Internet conlleva un elevado consumo de energía que está poniendo en alerta a muchas universidades por su ritmo creciente.

Según un estudio de la Universidad McMaster de Canadá, durante el 2018, el sector de las Tecnologías de la Información y Comunicación consumió entre el 6% y el 10% de la energía eléctrica generada en el mundo y, a este ritmo, se calcula que en 2030 el porcentaje total de energía consumida supere el 21%, similar a la huella de carbono que genera el transporte a nivel mundial. 

Si bien es cierto que el teletrabajo implica menos traslados y por ende, menos contaminación, los equipos necesarios para hacer funcionar a toda la maquinaria web no son inocuos. Para que Internet almacene toda la información que maneja, requiere de grandes servidores que tienen que estar en condiciones controladas a muy bajas temperaturas, lo que  exige el uso de mucha energía. 

Además, según estudios realizados, estos servidores funcionan únicamente entre un 10% y 15% de su capacidad. Por lo tanto, su consumo podría reducirse si se optimizaran, por ejemplo, refrigerado a temperaturas no tan bajas donde algunos servidores se adaptan perfectamente.

Servidores de información, data centers.
Servidores de información

En promedio, se realizan algo más de 3 mil millones de búsquedas por día en internet, enviamos más de 188 millones de mails por minuto, y mandamos unos 41,6 millones de mensajes a través de Whatsapp y de Facebook Messenger. 

Todas estas acciones que realizamos diariamente, no solo representan grandes movimientos de dinero, sino también consumen mucha energía y recursos, contaminando el ambiente y dejando una huella de carbono. 

El estudio destaca la contribución de los teléfonos inteligentes y muestra que para 2020, sólo la huella de los teléfonos inteligentes superará la contribución individual de los equipos de escritorio, portátiles y pantallas.

La huella de carbono que dejan los correos electrónicos también han sido estudiadas y se estima que cada mail puede tener una emisión asociada de entre 4 y 50 gramos de CO2, multiplicada por la cantidad de mails enviados por día por persona, estos números resultan muy significativos para la huella de carbono. 

La huella de carbono, es un indicador ambiental que relaciona la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos en un determinado tiempo por un individuo, organización, país por el consumo de bienes y/o servicios y se mide en unidades de Dióxido de Carbono Equivalente (CO2eq).

[ ¿Cómo calcular la huella de carbono que le dejas al planeta? ]

Según un reporte de la consultora Two Sides difundido por el International Workplace Group  determinó que la actividad vinculada con correos electrónicos en todo el mundo equivale a la huella de carbono que producen 890 millones de autos. A su vez, destacó que cada búsqueda de internet produce 2 gramos de CO2 y lo que serían mil búsquedas es equivalente a manejar un auto por 1 km. 

Asimismo, todo el almacenamiento en internet, en nuestras casillas de mails, en las famosas “nubes”, o todas las redes sociales que visitamos también son generadores de gases de efecto invernadero. 

Búsquedas de internet.
Búsquedas de internet.

¿Cómo reducir nuestra huella de carbono digital?

Existen consejos muy básicos y simples de aplicar, que contribuyen a reducir el consumo energético de internet y por ende la huella de carbono digital.

  1. Reducir el tamaño de los documentos que se envían por correo electrónico para disminuir el peso del mensaje. 
  2. Usar links en lugar de adjuntar archivos y comprimir documentos. 
  3. No distribuir cadenas de correo, peticiones, imágenes humorísticas o falsas. 
  4. Borrar correos que ya no sirven y vaciar la papelera. 
  5. Cancelar la suscripción a newsletter que no se leen. 
  6. Escribir directamente la dirección del sitio que se quiere visitar en lugar de usar motores de búsqueda. 
  7. Colocar la etiqueta de “favoritos” a los sitios visitados con mayor frecuencia. 
  8. Utilizar la función de optimizar el uso de energía en smartphones y computadoras y cerrar las aplicaciones que no se utilicen.

[20 consejos para ahorrar energía en el verano]