Inicio Ambiente ¿Cuál es la forma más eficiente y barata de tener agua caliente...

¿Cuál es la forma más eficiente y barata de tener agua caliente en nuestras casas?

Es el segundo mayor consumo energético de los hogares, con un 33% del total. Hay equipos que pueden lograr ahorros del 80%. 
Agua caliente sanitaria

El tener agua caliente en nuestras casas es realmente un lujo muy costoso en términos energéticos. En promedio, representa el 33% del consumo de energía de los hogares, lo que lo coloca como el segundo mayor gasto luego de la calefacción. Sin embargo, existen equipos eficientes que pueden reducir notablemente estos porcentajes.

Una familia típica en Argentina consume en promedio 180 litros de agua caliente por día, que hay que llevar de 17°C a 42°C para alcanzar una temperatura de confort. Este proceso requiere aproximadamente 5,2 kWh/día de energía, lo que equivale a 0,5 m3 de gas natural. 

Uno de los principales problemas es que muchos de los equipos convencionales utilizados en nuestro país tienen consumos pasivos como son los pilotos y los de mantenimiento del agua caliente, que llegan a utilizar incluso más energía que el propio calentamiento del agua. Los termotanques, por ejemplo, tienen consumos pasivos entre 1,5 a 9 kWh/día y un consumo total para agua caliente sanitaria entre unos 6,7 a 15 kWh/dia. No obstante, existen equipos que no tienen consumos pasivos, como por ejemplo un calefón a gas modulante con eficiencia energética Clase A. 

¿Cuál sistema es el más eficiente?

Claramente el sistema más eficiente será aquel que tenga menor consumo energético para brindar la misma o mejor prestación de servicio. Por lo que, los consumos pasivos son aquellos que podrían reducirse o eliminarse y así reducir los consumos energéticos asociados al calentamiento del agua y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

[Eficiencia energética, la energía más limpia y económica]

Un informe elaborado por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) junto con el Centro de Estudios de la Actividad Regulatoria Energética de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (CEARE) publicado en mayo del 2020 revela las formas más eficientes y sustentables para obtener agua caliente sanitaria (conocido por sus siglas ACS). El mismo se basa en los costos que cada sistema conlleva, en la eficiencia y en las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas que generan impactos no solo ambientales, sino también sociales y económicos. 

En el informe, destacan como el equipo más eficiente al solar híbrido, un sistema solar térmico que se complementa con un sistema de energía convencional. El sistema solar, asumiendo que es instalado en la zona central de Argentina, puede proveer entre un 65% y un 70% de la energía necesaria para ACS. Por lo tanto, exige un back up para cubrir el 30% restante como es el caso del calefón a gas modulante Clase A. Así se obtendría un ahorro en energía convencional del orden del 86% y sería el sistema que genera menos emisiones de dióxido de carbono al año. La contra pasa por los mayores costos que dificultan su expansión a toda la sociedad.

Sistema hibrido para agua caliente sanitaria

En segundo lugar, en términos de eficiencia se encuentran el termotanque eléctrico por bomba de calor (conocido como heat pump), la caldera, el calefón con etiqueta Clase A (ahorro del 60%) y el termotanque Clase A (ahorro del 32%). 

Siempre es importante considerar los equipos con altas clases de eficiencia energética, señaladas en sus etiquetas. El etiquetado es un indicador útil y simple para que los usuarios puedan realizar una elección racional de sus equipos. 

Las tecnologías solar térmica y las bombas de calor, tienen mucha potencialidad, por su bajo consumo de energía, y por ende baja generación de emisiones, sin embargo, su alto costo los convierte en opciones menos atractivas.

¿Cuál sistema es más económico?

En el análisis económico no solo se considera la inversión inicial del equipo, sino también el mantenimiento, el costo de instalaciones internas y el costo de la energía. 

El calefon Clase A a gas natural con encendido electrónico es el más económico para el calentamiento de agua, ya que para aquellos usuarios que tengan acceso a la red de gas natural, los equipos solares térmicos no logran amortizarse a tiempo. Con un costo inicial de entre 1.000 y 1.200 dólares incluyendo la instalación, la inversión de estos equipos se recupera recién a los 15 años, justamente cuando concluyen su vida útil. En cambio, en un contexto de actualización de tarifas, podrían ser más atractivos y disminuir los períodos de repago y ser más competitivo frente a los demás sistemas. 

[¿Cuánto cuesta instalar paneles solares en nuestra casa?]

Salvador Gil, Doctor en Física y autor del informe citado, menciona que “los sistemas solares están bastante dolarizados, la mayoría se importan, si bien un buen equipo puede estar 1.200 USD con instalación, tienen un riesgo alto al ser importados ya que perjudica en su garantía, mantenimiento y repuestos, sería mejor volcarnos por los fabricantes nacionales”. Y agrega: “hay muchos equipos que son de fabricación nacional, como los calefones eficientes sin piloto, los cuales siguen siendo una alternativa válida”.

Costo total de los sistemas a 15 años. Costos de energìa (verde), manteniminto (amarillo), instalaciones internas (celeste) y equipos (rojo). Fuente: Informe

Mientras que para aquellos usuarios que no poseen acceso a la red de gas natural y dependen de la electricidad o GLP, los sistemas solares tampoco resultan atractivos económicamente. 

Dependiendo del costo de la electricidad, un termotanque eléctrico clase “A” o calefón clase “A” a GLP, pueden ser opciones más convenientes. “Si bien son más caros, es importante comprar volúmenes acordes a las necesidades y siempre optar por las clases más eficientes” destaca Gil. Los equipos más ineficientes (Clase D o E), tienen costos iniciales menores pero consumos de energía mayores, a diferencia de los solares que tienen menores costos de energía pero mayor inversión inicial. 

[20 consejos para ahorrar energía en el verano]