Inicio Actualidad Confirmado: Bolivia recortará casi a la mitad sus envíos de gas a...

Confirmado: Bolivia recortará casi a la mitad sus envíos de gas a la Argentina

Así lo confirmó la Secretaría de Energía a EOL. Se importarán unos 4Mm3/d en verano y 8 en invierno, con la misma fórmula de precios del 2022.

Argentina y Bolivia llegaron finalmente a un acuerdo por la nueva adenda del contrato de gas que tendrá vigencia durante este año. Según confirmaron a EOL desde la Secretaría de Energía, el país vecino enviará 4 millones de metros cúbicos diarios durante el verano y 8 millones durante la temporada invernal.

Se trata de un fuerte recorte del 50% en época estival -en relación a los despachos del 2022- y del 42% en los meses más fríos donde las necesidades del recurso aumentan drásticamente por el mayor consumo que provocan las bajas temperaturas.

Si bien se sabía que el declino de las cuencas bolivianas obligarían a un menor suministro, nadie esperaba un ajuste semejante. Incluso, la caída supera el 60% si se la compara con los envíos del 2019.

Los valores habían circulado durante los últimos días por medios del país vecino, pero sin ninguna confirmación oficial. Según el portal El Deber, por ejemplo, la fórmula de precios sería la misma que el año pasado y rondaría entre los 8,96 y los 20 dólares el millón de BTU.

Ahora, tras la ratificación de la cartera de Royón a este medio, queda claro que se necesitarán nuevas fuentes para abastecer la demanda del NOA y Córdoba.

En primer lugar, la transportista TGN ofreció iniciar obras en dos plantas compresoras para revertir parte del flujo del Gasoducto Norte y poder enviar unos 3Mm3/d adicionales, a cambio de un incremento de tarifa especial.

No obstante, esas cantidades parecen insuficientes, lo que obligaría al Gobierno a contratar un nuevo buque regasificador para recibir GNL a través de la terminal de Bahía Blanca.

Por otro lado, el cuadro de situación proyecta un panorama muy complejo para los próximos años, que refuerza la necesidad de revertir completamente el flujo del Gasoducto Norte e iniciar cuanto antes la segunda etapa del Gasoducto Néstor Kirchner para poder llevar el gas de Vaca Muerta hacia el noroeste argentino.