Inicio Renovables Con la ampliación de Cauchari, termina la era de los mega parques...

Con la ampliación de Cauchari, termina la era de los mega parques renovables y entran en jaque las metas

El sector observa un claro parate en la realización de grandes proyectos que condicionará el crecimiento de energía verde tal como marca la ley 27.191. Las principales problemáticas y los caminos alternativos.

La firma para la ampliación del parque solar fotovoltaico Cauchari en Jujuy podría leerse como el último gran hito de una etapa para las renovables en nuestro país. Los anuncios de mega obras de renovables de cara al corto y mediano plazo en la Argentina entran en un parate. Más allá de los 715 MW de potencia de renovables que espera sumar Cammesa antes de octubre -proyectos que incluso son de una menor escala-, casi no hay planes de cara al futuro y no se sabe cómo se cumplirán las metas que marca la ley 27.191.

El escenario actual muestra que el compromiso de alcanzar un 20% de la matriz energética a partir de generación renovable para 2025 se transforma en una expresión de deseo que está lejos de ser factible.

El desarrollo de las renovables tiene por delante un escenario complicado con dos principales obstáculos en el horizonte. Estos impedimentos ubican su progreso en una suerte de cuello de botella y pasan por la escasa capacidad de financiar proyectos, que exigen una alta inversión inicial, y el estado de saturación de las redes de alta tensión que hay en nuestro país, cuyo avance está en instancia de licitación. Y a esto se suma el hecho de que el gobierno ha dado numerosas señales de que su atención y planificación en materia de energía está y puesto en la industria de hidrocarburos.  

[ Las renovables crecieron un 35%, pero siguen muy por debajo de las metas obligatorias ]

“La Secretaría de Energía no tiene una política clara. Es la no política. No tiene vocación de cumplimiento de la ley. Y con independencia de cómo se resuelvan los contratos pendientes, sin más contrataciones la ley a 2025 no se cumple. Con solo MATER (Mercados a Término) y distribuida tampoco se cumpliría, aunque fueran un éxito ambos nichos”, explica a EOL una fuente allegada a la Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader).

“Respecto a la generación distribuida, agrega que su injerencia se da más bien “tímidamente, porque provincia de Buenos Aires todavía no adhirió a la ley, y es el principal cliente potencial”, agrega. El avance en provincias como Córdoba y Mendoza es valioso, pero no como para generar un avance significativo en la ecuación, señala.

Para que la energía que un parque eólico o un parque solar generan pueda ingresar en el sistema nacional hace falta cierta capacidad ociosa por parte de las redes de alta tensión que soporten esa inyección, lo que hoy no ocurre tras muchos años de no construir nuevas líneas.

En cuanto al financiamiento, el costo de levantar un parque solar o eólico encuentra el principal costo en la tasa a pagar, ya que la operación y el mantenimiento de estas instalaciones no exige un gran costo. El problema es que el presente económico y financiero de Argentina ya presenta un obstáculo al momento de afrontar tasas de interés tan altas.

Precisamente el gobierno de Jujuy –que días atrás firmó con China el acuerdo para la ampliación del Parque Solar Cauchari, que hoy cuenta con una capacidad instalada de 300 MW– ya ha tenido inconvenientes al momento de afrontar el pago de intereses en el marco del financiamiento de las primeras etapas.  

El nuevo financiamiento chino, que consta de USD 160 millones y una tasa de interés del 8%, permitirá la extensión a las etapas 4 y 5 del parque, y con ello su potencia llegará a los 500 MW de capacidad instalada. Una tasa de interés que está muy por encima de la que suelen acceder proyectos de otros países y que ya significó una piedra en el zapato para el gobierno jujeño, cuando en 2017 emitió un bono de USD 210 millones, lo que se sumó a la reestructuración de su deuda este año de modo de posponer el vencimiento a 2027.  

[ Eólica de baja potencia, una alternativa para llevar electricidad a comunidades rurales ]

Además, el gobernador Morales enfrenta un panorama de deudas internacionales que aprieta sus cuentas, ya que tomó deuda por 120 millones de dólares para afrontar el Plan Ambiental Girsu.  Del mismo modo lo hizo para la instalación de cámaras de seguridad gracias a un crédito por 24 millones de dólares y otros USD 300 millones de dólares para la construcción de escuelas.

La posibilidad de que China financie esta obra responde a un interés geopolítico, al deseo de pisar con cada vez más fuerza en esta parte del planeta. El plano de la energía nuclear es también testigo de la presencia china en proyectos con una infraestructura de enorme escala. Si bien no hay un acuerdo firmado para la construcción de Atucha III, la posibilidad de que China financie esa obra es concreta y parece haber ganado terreno en el último tiempo.

A su vez, el acuerdo rubricado por Cauchari es con llave en mano, lo que implica que toda la tecnología y el insumo corre por cuenta de quien financia la obra. Es decir, que la participación de la industria local se reduce exclusivamente a la mano de obra.

En este contexto, sin grandes obras planificadas a futuro, otro importante referente del sector señaló a este medio que “MATER es por donde debiera explotar el crecimiento de energías renovables y el otro vector es la distribuida, pero está en pañales. Tenemos apenas 411 prosumidores”. Y advierte que, incluso si se revierte completamente esta política y se empiezan a ejecutar grandes obras, “eso va a requerir como mínimo dos años para cortar la cinta y se habiliten comercialmente”.

A estas dificultades se les suma la incertidumbre por la interna en la cartera energética entre el subsecretario de Energía Eléctrica Federico Basualdo y el ministro de Economía, Martín Guzmán que trae una mayor inacción. Sucede que, en Cader tenían pautada una reunión con Basualdo para esta semana a fin de plantearle sus preocupaciones por la falta de iniciativas respecto a las renovables. Si bien la misma no está cancelada ya que a estas horas el subsecretario continúa en el cargo, surge el interrogante de si el funcionario será capaz de brindar respuestas, teniendo en cuenta su delicada situación en el Gobierno.