Inicio Eólica ¿Cómo están las obras del centro de esquí sustentable más importante de...

¿Cómo están las obras del centro de esquí sustentable más importante de Latinoamérica?

Ya se abastece con 100% de energía renovable. El master plan con los últimos ajustes por la pandemia y los tiempos de las futuras fases.

A esta altura del año, la mayoría de los centros de esquí de Argentina, y en especial de Mendoza, dan por finalizada su temporada invernal. Con mucha suerte y el esfuerzo de los cañones de nieve artificial, quizás puedan mantener habilitada alguna que otra pista cercana a la cumbre durante unos pocos días más.

Sin embargo, en la base de lo que será el centro de esquí sustentable más importante de Latinoamérica, actualmente hay más de un metro y medio de nieve y recién para el 15 de noviembre se espera que los caminos estén despejados para poder continuar con las obras. “Es un problema, pero es un lindo problema”, bromea Alejandro Spinello, uno de los socios del proyecto El Azufre ante la consulta de EOL.

Justamente por esta característica es que se eligió una ubicación estratégica al sur de Mendoza y en plena cordillera (en las inmediaciones del Paso Internacional Vergara hacia Chile) que garantiza un mínimo de cinco meses de nieve de gran calidad al año y con un clima preminentemente soleado, condiciones fundamentales para atraer al turismo internacional.  

Según cuentan los socios del proyecto, en el mundo hay 150 millones de esquiadores y 300 millones de clientes que buscan centros de esquí con sistemas de reservas confiables para poder planificar los viajes con antelación, algo prácticamente imposible en Argentina. Debido a ese potencial y por las cualidades de la montaña es que piensan duplicar la cantidad de kilómetros de pistas del Cerro Catedral y llegar a una capacidad hotelera de 4.500 camas.

A su vez, su particularidad de abastecerse en un 100% por energías renovables, no sólo representa un gran aporte ambiental, sino que le da un valor agregado que impacta positivamente en su imagen, en especial para el público europeo.

El campamento de El Azufre ya funciona de manera autosustentable – a base de solar fotovoltaica, termosolar, eólica y micro hidroeléctrica- y cuenta con un sistema de construcción ecológica que reduce el impacto ambiental de las obras al no generar basura.

Mapa del complejo El Azufre.

El plan inicial contemplaba el inicio de operaciones para este 2020, pero la pandemia alteró todas las previsiones. “En marzo estábamos en plena obra y tuvimos que frenar a cero. Lo bueno es que este tiempo sirvió para estudiar mejor el terreno, hacer comprobaciones de campo, trabajar en el plan energético y hacer algunas correcciones. Además, como tuvimos tormentas inéditas que dejaron más de seis metros de nieve, pudimos poner a prueba toda la logística y el campamento funcionó a la perfección”, cuenta Spinello.

Ahora, la idea es postergar la inauguración para junio del 2021 como “centro boutique”, en el invierno del 2022 se abrirían los primeros medios de elevación y recién para el 2024 podrían completarse todas las etapas de esta fase de construcción.

“Lo que ha pasado entre la pandemia y la situación macroeconómica local nos está llevando a fragmentar en más etapas el proyecto. Seguimos para adelante, pero en lugar de completar la fase 1 en dos años, la completaremos en cuatro”, prevé Spinello.