Inicio Ambiente ¿Cómo calcular la huella de carbono que le dejas al planeta?

¿Cómo calcular la huella de carbono que le dejas al planeta?

Si pensamos en una comida, en una bolsa de basura, en una estación de servicio, en una persona o en una empresa, todas generan un impacto en el ambiente que se puede estimar.
Emisiones de gases de efecto invernadero en Canada. Fuente Greenpeace.
Emisiones a la atmosfera. Fuente: Greenpeace.

¿Escuchaste hablar de la huella de carbono? 

Es un indicador que relaciona la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos en un determinado tiempo por un individuo, organización, país y se mide en unidades de Dióxido de Carbono Equivalente (CO2eq).

¿Por qué queremos reducir los GEI?

Los GEI son aquellos gases que contribuyen al calentamiento global y al fenómeno denominado cambio climático (los principales son dióxido de carbono, metano y óxido nitroso). Como consecuencia de este fenómeno se generan cambios en las temperatura, precipitaciones, vientos, en la fauna y en la flora, entre otros.

Todos los procesos, productos, individuos, organizaciones, en mayor o menor medida, generan GEI de manera directa o indirecta, dejando una marca en el planeta, la famosa huella de carbono. Conociendo nuestra huella de carbono podemos detectar qué acciones de nuestra vida cotidiana podemos modificar y contribuir a la reducción del calentamiento global, por medio de medidas de mitigación y adaptación. 

La huella de carbono generalmente varía por país, ya que depende de factores económicos, sociales, ambientales, como también de cómo está compuesta nuestra matriz energética. Por cierto, ¿sabías que el sector energético aporta más de 2/3 del total de las emisiones antropogénicas? 

https://www.ipcc.ch/site/assets/uploads/2018/02/SYR_AR5_FINAL_full_es.pdf
Emisiones antropógenas de GEI por sector económico. Fuente: Informe IPCC 2014

La huella media por persona en Estados Unidos es de 16,49 toneladas, en la Unión Europea es 6,4 toneladas, en Argentina de 5,71 toneladas y la media mundial es de 5 toneladas aproximadamente. ¿Y cuánto debe ser nuestra huella de carbono para combatir el cambio climático según el objetivo mundial? ¡De unas 2 toneladas!

En países poco desarrollados probablemente la huella de carbono resulte muy baja, asociado a la falta de servicios básicos, lo cual tampoco es recomendable ya que no responde a los objetivos de desarrollo sostenible.

¿Cómo calculo mi huella de carbono?

Existen diversos métodos, calculadoras online o planillas, para saber cuánto impacto estamos generando en nuestro planeta. Los cálculos de la huella de carbono suelen basarse en las emisiones de los 12 últimos meses, no quiere decir que no se pueda tomar otro periodo, pero a la hora de compararlo debe ser acorde al considerado. 

Además hay que tener en claro definir el alcance, es decir, si se va a calcular la huella de carbono personal, de una vivienda o de una organización. Esto es importante ya que por ejemplo, en caso de que calcules tu huella personal, deberás dividir el consumo de energía por el número de personas que viven en tu casa. Seguí los siguientes pasos y conocé tu huella de carbono. ¡Cuanto más pequeña sea, mejor!

Paso 1 – Alojamiento y consumos
  1. Tener a mano las facturas de las distintas fuentes de energía que utilizamos como electricidad (expresado en kWh), gas natural (m3) o nafta (litros). 
  2. En caso de calcular la huella de carbono anual, lo recomendable es contar con todas las facturas del año anterior. En caso de falta de alguna, se pueden realizar estimaciones a fin de obtener el consumo anual de cada fuente. 
  3. Convertir unidades de energía consumidas (dato obtenido de la factura) en emisiones (kgCO2eq). ¿Cómo? Debemos multiplicar los consumos de energía con los factores de emisión de CO2 para cada combustible. Los factores de emisión (FE) dependen de cada país y son aquellos que convierten los datos de la actividad primaria en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, en kg o toneladas de CO2 equivalente. Más adelante brindamos una tabla con los principales, obtenidos del Manual de Aplicación de la Huella de Carbono. Una vez que tengas los factores de emisión de cada fuente, se multiplica con cada consumo considerado en el punto 1.
  4. Sumar todas las emisiones obtenidas por las fuentes de energía en kg CO2eq. 

Por ejemplo, asumiendo el consumo eléctrico anual de 3.336 kWh y el consumo anual de gas de 681 m3

Emisiones del consumo eléctrico → 3.336 kWh * 0,486 kg CO2eq/kWh = 1.621 kg CO2eq

Emisiones del consumo de gas natural →  681 m3 * 1,95 kg CO2eq/m3 = 1.328  kg CO2eq

Emisiones totales de consumos en vivienda → 1.621 kg CO2eq + 1.328  kg CO2eq= 2.949  kg CO2eq

Fuente de energíaFactor de emisiónUnidad
Energía eléctrica0,486kg CO2eq/kWh
Gas Natural1,95kg CO2eq/m3
Gasoil2,77kg CO2eq/litro
Nafta2,37kg CO2eq/litro
Avión0,324kg CO2eq/km pasajero
Factores de emisión. Fuente: Ministerio de Agroindustria, Provincia de Buenos Aires.
Paso 2 – Transporte: vuelos, auto, moto o transporte público
  1. Estimar las emisiones por el consumo de combustible, a partir de los kilómetros totales que realiza por día para trasladarse (incluir valor aproximado teniendo en cuenta por ejemplo distancia casa-trabajo, reuniones semanales, entre otras) en el transcurso del año laboral. 
  2. Convertir los km en emisiones de kg CO2eq, tal como se explicó para el caso de fuentes energéticas, considerando los factores de emisión adecuados y multiplicándolos por las distancias totales recorridas. Si bien los consumos pueden variar en función del tipo de auto, eficiencia, cantidad de pasajeros, se intenta buscar valores aproximados. En el caso de compartir transporte, como por ejemplo autobús, dividir el total por la cantidad de pasajeros promedio por día en el transporte.

Por ejemplo:

Distancia casa-trabajo anuales (ida y vuelta, asumiendo 5 km sólo ida): 

10 km/día * 5 días/semana * 52 semanas/año =2.600 km/año

Emisiones transporte casa-trabajo anuales en auto (suponiendo naftero – 6,2 L/100 Km):

2.600 km/año * 2,37 kg CO2eq/litro *6,2 litro/100 km =382 kg CO2eq/año

Paso 3 – Sumatoria
  1. Sumar todas las emisiones obtenidas en los pasos 1 y 2. El resultado de la suma será la huella de carbono personal. Podes compararla con otras personas siempre y cuando hayan considerado el mismo alcance y período.

Cabe destacar que existen muchas otras emisiones que generamos y no las consideramos en estos simples pasos y se puede relacionar con los consumos secundarios. En estos consumos, tenemos en cuenta cuánto dinero gastamos al año en diferentes categorías: comida y bebida, farmacia, ropa y calzado, libros, revistas, tecnología (computadora, televisores, radio y móviles), vehículos (no incluye combustible), muebles, hoteles, restaurantes, bares, facturas de gastos en teléfono, bancos, seguros, formación, educación, deporte y cultura. A su vez, existen calculadoras que consideran la procedencia de todos estos productos. 

En caso de que quieras mayor aproximación a tu huella de carbono te invitamos a completar la calculadora online de la empresa inglesa Carbon Footprint, avalado por la normativa ISO, Sustainable Business Network e IEMA (Institute of Environmental Management and Assessment).

Además, la Agencia Internacional de Energía (EPA, por sus siglas en inglés), tiene publicado en la sección de Energía y Ambiente  una Calculadora de GEI dónde detalla los cálculos y referencias ampliando algunas categorías.

Recomendaciones y sugerencias para reducir nuestra huella de carbono

Ahora que ya sabes tu huella de carbono, te invitamos a desafiarte para reducirla. ¿Cómo? Te damos algunos simples ejemplos:

  • Siempre que puedas, opta por traslados más sustentables, por ejemplo caminar o ir en bici en lugar de transporte. En caso de que requieras transporte, siempre es mejor con pasajeros, reducimos un poquito más nuestra huella. 
  • Apagá las luces que no necesites, desenchufa los aparatos eléctricos y electrónicos cuando no estén encendidos, tapa las ollas cuando cocines, evita el derroche de energía.
  • Utiliza electrodomésticos de consumo eficiente y luces de bajo consumo. 
  • No dejes correr el agua cuando no sea necesario.
  • Cuando puedas, usa las escaleras en lugar del ascensor. 
  • Reducí y reutiliza la cantidad de residuos que generas.
  • Separa tus residuos para que sean reciclados. 
  • Empeza a hacer compost en tu casa.
  • Cultiva tus propios alimentos haciendo una huerta.