Inicio Oil & Gas Chevron se quedaría con una nueva área en Vaca Muerta e invertiría...

Chevron se quedaría con una nueva área en Vaca Muerta e invertiría USD 3.000 millones

El gobernador de Neuquén afirmó que hay “pleno acuerdo y consenso” para avanzar en el desarrollo de Narambuena. La etapa piloto tendría 14 pozos y la de desarrollo, 220.

Desde que Sergio Massa restituyó los beneficios impositivos otorgados a Chevron en 2013, la petrolera estadounidense no ha parado de incrementar su protagonismo en Vaca Muerta.

En abril de este año había logrado la concesión del área El Trapial y, tras el anuncio de la medida del Ministerio de Economía que le permite exportar el 20% de la producción libremente y sin retenciones, decidió triplicar la cantidad de pozos de la etapa exploratoria para llevarlos a 16.

Ahora, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, informó que llegaron a “un pleno acuerdo y consenso” para desarrollar otra área donde Chevron comparte la concesión con YPF: Narambuena.

“Hay pleno acuerdo y consenso de avanzar en el desarrollo de Narambuena, otra área que en la zona oeste habrá de permitir -con un nivel de navegación inicial de cuatro niveles-, la búsqueda del desarrollo del petróleo no convencional y en la zona este, el desarrollo en dos dimensiones”, dijo Gutiérrez luego del encuentro en Bariloche con los directivos de la firma.

[En un guiño a EEUU, el Gobierno reactiva los beneficios para Chevron acordados en 2013]

En este caso, la etapa piloto constaría de 14 pozos horizontales y ya la etapa de desarrollo demandaría 220 pozos a lo largo de un acreaje de 220 kilómetros con una inversión de 3.000 millones de dólares.

“En esta visita que han realizado hemos consensuado y acordado las características y las condiciones en las cuales vamos a darle la concesión de hidrocarburos no convencional por 35 años de Narambuena a YPF y Chevron”, agregó el mandatario.

Al igual que El Trapial, la ubicación del área es estratégica para la petrolera norteamericana y el beneficio de poder exportar sin retenciones la revitaliza completamente. Está localizada a pocos kilómetros de Puesto Hernández, la cabecera del oleoducto trasandino que volvería a estar operativo durante el primer trimestre del 2023.

De esta manera, Chevron se garantiza una salida a bajo costo de este crudo y un precio internacional que, sin retenciones, supera casi en un 50% al precio que pagan las refinadoras en el mercado local.