Inicio Internacionales Canadá se suma a la carrera del hidrógeno: el caso de Columbia...

Canadá se suma a la carrera del hidrógeno: el caso de Columbia Británica

La provincia quiere aprovechar su ubicación estratégica que le da fácil acceso a los mercados asiáticos y su potencial gasífero para hacer una captura de carbono y exportar hidrógeno limpio.
blank

Mientras el cierre de la COP26 en Glasgow evidenció las dificultades de acuerdos globales en la transición hacia energías limpias, capaces de morigerar el aumento de temperatura sobre la tierra, el año que cierra dejó varias iniciativas de algunos países que muestran un camino interesante a tener en cuenta.

Quizás el fin de la globalización tal como la conocimos, puesta en crisis por la pandemia de Covid 19, deje paso a proyectos locales e integrales como los de la Columbia Británica donde, a través del desarrollo del programa BC Hydrogen Strategy, planean reducir en 7,2 millones de toneladas anuales sus emisiones de carbono.

El programa de la provincia canadiense es parte de una estrategia integral de energías y prácticas bajas en emisiones de carbono llamado Clean BC, que apunta a una neutralidad de carbono hacia el 2050.

[Qué es el hidrógeno verde y por qué Argentina tiene una oportunidad de oro]

Para lograrlo, piensan en una sinergia entre empresas privadas y de gestión estatal, apuntando a una innovación tecnológica capaz de convertir al segundo mayor distrito canadiense productor de gas en una potencia en el uso de hidrógeno azul para la producción sin emisiones gracias a la captura de carbono.

Con una ubicación geográfica estratégica, sobre la costa oeste canadiense, en un país que se encuentra entre los 20 con mayor cantidad de producción gasífera y reservas, la Columbia Británica es un gran proveedor de gas de los Estados Unidos y abastece de GNL a gran parte de Asia.

El plan Clean BC prevé que para llegar a la meta de emisiones netas cero hacia 2050 se invertirán 506 millones de dólares en los próximos tres años, que llegarán a unos 2.200 millones cuando BC Hydrogen esté en pleno desarrollo, donde además del hidrógeno azul, también pondrán en ejecución proyectos de hidrógeno verde a base de energía eléctrica de fuente eólica.

blank

Según la letra chica del plan, la estrategia BC Hydrogen avanzará y brindará apoyo solo a las producciones de hidrógeno bajas en carbono, con umbrales establecidos mediante una cuidada regulación estatal. La idea es no fomentar aquellas tecnologías que tengan bajo impacto en el objetivo de revertir el calentamiento global, dicen los informes del gobierno.

[El plan de Chile para convertirse en una potencia del hidrógeno verde en 2030]

“Con nuestra electricidad limpia, abundantes recursos naturales y compañías innovadoras, Columbia Británica puede ser un líder mundial en la creciente economía del hidrógeno, creando nuevos empleos y oportunidades de tecnología limpia. Esta estrategia establece las acciones que tomaremos juntos, para hacer realidad esta visión en el camino hacia las emisiones netas cero para 2050″, dijo Bruce Ralston, Ministro de Energía, Minas y Innovación baja en carbono.

Columbia Británica es la primera provincia de Canadá en lanzar una estrategia integral de hidrógeno. BC Hydrogen incluye 63 acciones para que el gobierno, la industria y los innovadores emprendan durante entre 2020 y 2025, además de otras medidas de mediano y largo plazo, previstas para más allá de 2030.

Las prioridades inmediatas incluyen aumentar la producción de hidrógeno renovable, establecer centros regionales de producción y fomentar el uso vehículos de pila de combustible a base de hidrógeno en los servicios de transporte mediano y pesado.

Hydrogen BC se estableció con apoyo provincial como la rama regional de la Asociación Canadiense de Hidrógeno y Pilas de Combustible. El distrito cuenta con algunas ventajas competitivas, ya que es líder mundial en investigación y desarrollo de hidrógeno y pilas de combustible. Y más del 50% de las empresas canadienses de hidrógeno y pilas de combustible se encuentran radicadas allí. También, desde el punto de vista del volumen de inversión actual, representa aproximadamente el 60% de la inversión en investigación en el desarrollo de hidrógeno y pilas de combustible.

[Neom, la ciudad futurista en Arabia Saudita y su ecosistema de hidrógeno verde]

Además, la empresa estatal BC Hydro, que opera 32 centrales hidroeléctricas y tres centrales térmicas a gas, con una capacidad de producción de 12.048,9 MW, diseñó una tarifa con descuento para la producción de hidrógeno renovable, a fin de atraer nuevas inversiones privadas. Todo va acompañado por una ley de vehículos de emisión cero y la definición de un nuevo estándar de combustible bajo en carbono (LCFS).

Powertech Labs, empresa administrada por el Estado y subsidiaria de BC Hydro, construirá y operará una estación de carga de hidrógeno verde, producido mediante electrólisis. También pondrá en marcha un plan piloto de desarrollo de pilas de hidrógeno pensadas para el para uso público masivo.

Este tipo de usos del hidrógeno, a través de pilas de combustible, permiten que las emisiones de carbono sean similares a cero y es una de las opciones para descarbonizar sectores de la economía donde la electrificación directa no es práctica, tales como el transporte pesado o la calefacción industrial. Economía local integrada en un proyecto de largo plazo de energías limpias. Con impacto global. Sinergias para adelantarse al tiempo de los acuerdos que aún no llegan.