Inicio Actualidad Biocombustibles: el Gobierno sorprende con aumentos de hasta el 90% y da...

Biocombustibles: el Gobierno sorprende con aumentos de hasta el 90% y da un espaldarazo al sector

Luego de un año con precios congelados, se habilitó un esquema de subas escalonadas hasta mayo que tendrá un fuerte impacto en las naftas.

Luego de largos meses de reclamos por parte del los productores de biocombustibles, la Secretaría de Energía dio el aval a una resonante suba de precios en el bioetanol y el biodiesel, cuyas toneladas pasarán de $32,789 a $43,600 y de $48,533 a $77,300, respectivamente, a partir de enero.

El esquema dispuesto por la Secretaría de Energía, en el Boletín Oficial, habilitó un aumento escalonado que se dará desde el mes actual hasta mayo. De este modo, se estima que, al finalizar el proceso, la tonelada de bioetanol tendrá un valor de $51,132, mientras que la de biodiesel estará en $92,558.

En la resolución se determina, a su vez, que para ambos biocombustibles se suspende “hasta el 31 de mayo de 2021 el Procedimiento para la determinación del Precio de Adquisición”. Si se toma la actualización que experimentarán ambos valores entre enero y mayo, en el caso del bioetanol el aumento alcanzará el 91%, y en el biodiesel será del 56%, valores que se justifican en el atraso acumulado en el 2020, pero que rompen con la estrategia de control de precios del oficialismo.

La incógnita ahora pasa por cuáles van a ser las consecuencias que tendrá esto en el surtidor. Por lo pronto, es un componente que suma presión a la posibilidad de un nuevo aumento en las naftas y, en última instancia, en el índice inflacionario.  

[ Arcioni cuestiona la Ley de Biocombustibles y pone en duda la aprobación de sus diputados ]

A lo largo del 2020, después de diez meses de congelamiento en los precios, los productores de biocombustibles reclamaron por la salud económica de una industria que se vio golpeada por la pandemia y por la imposibilidad de actualizar sus precios, cuando, en simultáneo, los costos de producción aumentaban.

Ese reclamo tuvo una respuesta por parte del Gobierno en octubre, a partir de un aumento del 10% en los precios. Ya por aquel entonces desde el rubro consideraban que no era una actualización acorde a la situación que viven cientos de plantas pymes.

En septiembre, en el marco de una suerte de contienda entre las petroleras y las provincias productoras de biocombustibles, Rubén Pérez, Secretario General del Sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustibles de San Lorenzo, dijo a EOL que “hay un marco regulatorio que establece que el Estado tiene la obligación de determinar el precio de los biocombustibles todos los meses a través de una fórmula polinómica. Y sin embargo hace ocho meses que no nos dan respuestas y nos obligan a vender por debajo de nuestros costos que son en un 85% por el aceite de soja”.

[ El Gobierno analiza prorrogar la ley de biocombustibles hasta 2024 ]

Por su parte, tras la última actualización de los precios, Darío Martínez, secretario de Energía de la Nación, sostuvo que existía la necesidad de “generar políticas que le den señales a un sector que viene muy castigado”. Este espaldarazo contundente hacia la agroindustria parece ir en ese sentido.  

Como otro elemento del telón de fondo, se suma la discusión en torno a la prórroga de ley de biocombustible. Los productores buscan que una nueva normativa permite un incremento de los cortes en las naftas que vayan del 10% al 15% en el biodiesel y del 15% al 27,5% en el bioetanol. Por su parte, la industria hidrocarburífera no quiere saber nada con esta posibilidad, porque eso acotaría, naturalmente, la proporción de combustible fósil en el corte dentro de las naftas.

Hasta el momento, la industria petrolera había mostrado mayor capacidad de influencia en las decisiones del gobierno, lo que hacía poner en duda incluso una prórroga de la ley con el nivel de cortes vigente. Ahora, parecería que el debate ha quedado despejado y que la ley no tendría problemas en ser aprobada en Diputados antes del mes de febrero, cuando perdería estado parlamentario.