Inicio Ambiente Avanza el fin de la “era del carbón” tras el acuerdo entre...

Avanza el fin de la “era del carbón” tras el acuerdo entre 46 países en la COP26

Buscan limitar en forma gradual el uso de centrales eléctricas en base a este combustible y eliminarlas para 2030 en los países ricos y en 2040 en los emergentes.
Carbón China

“Creo que podemos decir que el fin del carbón está a la vista”, señaló el jueves 4 de noviembre el británico Alok Sharma, presidente de la COP26, en el quinto día de la Cumbre de Naciones Unidas para el Cambio Climático, que tuvo lugar en Glasgow (Reino Unido).

El entusiasmo se fundamentó en el compromiso asumido por 46 países –23 de ellos tomaron este desafío por primera vez- y 77 signatarios, para eliminar en forma gradual las centrales eléctricas que hoy funcionan con carbón, así como frenar la construcción de nuevos proyectos de generación de energía en base a la combustión de este mineral.

Algunos de ellos como Polonia, Vietnam y Chile integran la nómina de países intensivos en el uso de carbón. Sin embargo, entre los que se comprometieron no figuran cuatro de las naciones que más dependen del carbón como China, India, Australia y Estados Unidos.

Si bien el compromiso de reducir el uso de energía a carbón no es vinculante, los países ricos asumieron dejar de hacerlo para el año 2030, mientras que en el caso de los países emergentes ese plazo se fijó en 2040.

[China lima asperezas con Australia y le vuelve a comprar carbón ante la escasez mundial]

Éste es el caso de Polonia, que ahora se comprometió a dejar el carbón en 19 años mientras que su plan original era hacerlo en 2049. Por su parte, Indonesia se opuso al capítulo del acuerdo relativo al financiamiento a las nuevas plantas de carbón.

El caso de China es aún más ambiguo porque si bien ya en septiembre pasado declaró que dejaba de financiar la construcción de nuevas centrales eléctricas a carbón en el extranjero para fin de 2021, en contraste, tiene más de 1000 centrales en operación y está construyendo o en proyecto unas 240 más en su territorio.

Panorama complejo

En la actualidad la quema de carbón es la mayor fuente de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) causantes del cambio climático, por encima del petróleo y el gas, y se estima que es responsable de un 35% de las emisiones totales.

Este anuncio de eliminación gradual de las centrales eléctricas a carbón llegó apenas 24 horas después de que un informe indicara que el uso de este combustible fósil está recuperando los niveles pre pandemia.

Un despacho de la agencia Reuters señala que según el Global Carbon Project en 2020 las emisiones de dióxido de carbono (CO2) cayeron un 5,4% al compás del freno en la economía global por la Covid-19, sin embargo, prevé para este año una recuperación de las emisiones en torno al 4,9%.

“Esperábamos ver un repunte”, señalaron los investigadores pero aclararon que lo que los sorprendió “fue la intensidad y rapidez”.

“El fin del carbón está a la vista”, indicó en la cumbre climática el ministro de Negocios y Energía británico, Kwasi Kwarteng, y destacó que “naciones de todos los rincones del mundo se unen para declarar que el carbón no tiene nada que hacer en nuestra futura generación de energía”.

[Las tasas de descarbonización deberían triplicar las de 2019 para alinearse al Acuerdo de París]

En esa línea, adicionalmente, durante la COP26 más de veinte naciones se comprometieron a dejar de financiar proyectos para explorar o explotar combustibles fósiles en el extranjero para fines de 2022, así como priorizar las energías limpias, el hilo conductor de esta cumbre.

La medida fue anunciada por Reino Unido e informada en un comunicado conjunto de todos los firmantes, entre los que se encuentran Estados Unidos, Canadá y el bloque de la Unión Europea (UE), que reúne a 27 países.

Mandatarios de más de un centenar de estados, ONG y especialistas se reunieron durante varios días en Glasgow para intentar encontrar caminos para alcanzar el objetivo planteados en el Acuerdo de París en diciembre de 2015 –entró en vigor el 4 de noviembre de 2016-, que limita el aumento de la temperatura global a 1,5 grados Celsius respecto del nivel preindustrial.

El principal escollo hacia adelante parece estar en algunas grandes naciones de Asia, con China e India a la cabeza. De hecho, según el Global Energy Monitor (GEM), una ONG de Estados Unidos, más del 90% de las 195 centrales eléctricas a carbón que se están construyendo en el mundo están en Asia, 95 de ellas en China, 28 en India y 23 en Indonesia.