Inicio Ambiente Ante Biden, Alberto volvió a insistir en el canje de deuda por...

Ante Biden, Alberto volvió a insistir en el canje de deuda por acciones climáticas

Con la renegociación de la deuda del FMI como telón de fondo de una semana turbulenta para el oficialismo, Fernández remarcó la necesidad de que la transición energética se dé en el marco de una nueva arquitectura financiera internacional.
blank
Fuente: Télam.

Como parte de una cumbre climática junto otros mandatarios, Alberto Fernández y volvió a poner sobre la mesa la intención de que en la renegociación de la deuda con el FMI se contemplen los esfuerzos a nivel climático como forma de canje de deuda.

Invitado por su par estadounidense Joe Biden, el presidente argentino reafirmó la insostenibilidad de afrontar las condiciones en que fue tomada la deuda por Argentina: “Los recursos aprobados en 2018 por el Fondo Monetario Internacional a la Argentina fueron de 57.000 millones de dólares, el equivalente a todo lo que el FMI desembolsó en el año de la pandemia a 85 naciones del mundo”.

De cara a lo que será la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que tendrá lugar en Glasgow entre el 1 y el 12 de noviembre, Fernández subrayó la necesidad que el abandono de los combustibles fósiles permita “repensar una nueva arquitectura financiera internacional”, uno de los puntos que había recaído días atrás ante John Kerry.  

[ Alberto refuerza su compromiso ambiental con EEUU y a cambio pide que se extiendan los plazos de la deuda ]

En este sentido, explicó que “resulta esencial para la Argentina la posibilidad de que se eliminen las sobretasas y se extiendan los plazos de pago, bajo las actuales circunstancias de estrés sanitario, financiero y ecológico”.

Antes de que la COP26 se lleve adelante cada país quiere dejar en claro qué es lo que está haciendo en la lucha contra el cambio climático. Argentina se sumó al objetivo establecido por una gran parte de países respecto a la carbono neutralidad en 2050 y, en la reciente Cumbre Climática Latinoamericana, aseguró que incrementará sus contribuciones a nivel nacional en un 2%.

Del encuentro también participaron los primeros ministros de Australia, Scott Morrison; Bangladesh, Sheikh Hasina; Italia, Mario Draghi; Japón, Yoshihide Suga, y el Reino Unido, Boris Johnson; y los presidentes de Indonesia, Joko Widodo; México, Manuel Andrés López Obrador, y la república de Corea, Moon Jae-in.

[ Alberto presentó la ley de promoción de inversiones petroleras en medio de su mayor crisis institucional ]

A su vez, Fernández señaló que “es imprescindible que la transición climática y energética sea justa, y no agigante las brechas de bienestar en nuestro planeta”. Así como la pandemia ha expuesto las desigualdades que existen entre las distintas naciones a la hora de disponer de recursos y medidas para afrontar las problemáticas en cada uno de los territorios, en lo energético el panorama es bastante similar.

Así lo hicieron saber la mayoría de los mandatarios latinoamericanos ante Kerry, cuando enfatizaron en que una gran cantidad de países de la región están afrontando una crisis climática global en la que no son los principales responsables. En consecuencia, exigen que los organismos internacionales pongan todo en la balanza a la hora de exigir acciones.

Como es sabido, la transición energética exige grandes inversiones en el desarrollo de energías limpias y en la reducción de la huella de carbono y gran parte de la región se ve obligada a recurrir al financiamiento internacional para concretar los avances.

En este marco, Fernández señaló ante Biden: “O globalizamos la solidaridad o globalizamos la indiferencia”. Mientras que el presidente de los Estados Unidos dijo que “la crisis por el cambio climático nos enfrenta tanto a un desafío generacional profundo, como así también a una oportunidad extraordinaria para crear una economía más próspera y sostenible que nos beneficie a todos”.